Un jurado popular de la Audiencia Provincial de Madrid juzga a partir de hoy al cartero Félix B. M por apropiarse de 3.069 euros de los giros postales que tenía que entregar a sus destinatarios.

El fiscal pide para él cinco años de prisión por un delito continuado de falsedad y otro de malversación de caudales. Las conclusiones provisionales del fiscal recogen que Félix B. M., adscrito entonces a la Jefatura Provincial de Correos de Madrid, tenía que realizar la entrega de giros postales a cada uno de sus destinatarios, pero cogía provisionalmente cantidades que luego entregaba pasados unos días.

El cartero firmaba el giro postal en el libro de entregas suplantando a la persona receptora. Además de los cinco años de prisión, la Fiscalía pide una multa de 6.600 euros y cinco años de inhabilitación especial.