Antonio Jiménez y Trinidad Fernández, padres de doce hijos –nueve de los cuales se encuentran en edad escolar–, han presentado objeción de conciencia frente a la asignatura de educación para la ciudadanía, al estimar que se trata de «una intromisión en el derecho a enseñar y educar a sus hijos». Los dos hijos mayores del matrimonio, de 19 y 17 años, ya objetaron en el instituto público La Estrella.