El presidente de EEUU, George W. Bush, ha declarado este sábado que "ya es hora" de que la ONU apruebe un plan para la independencia supervisada para Kosovo , pese a la oposición de Rusia.

Después de su gira europea en la que Bush visitó Italia y Polonia, el presidente norteamericano se quejó en rueda de prensa de los retrasos en la aprobación de ese plan, -elaborado por el ex presidente de Finlandia Martti Ahtisaari-, asegurando que ha comunicado al presidente ruso, Vladimir Putin, su deseo de resolver ya el futuro de Kosovo, provincia serbia de mayoría albanesa.

Pero Rusia, aliado tradicional de Serbia, ya ha amenazado con usar su poder de veto para bloquear cualquier resolución que lleve a la independencia de la provincia.

Momentos de avances

Bush será el primer presidente de EEUU que visite Albania.

Bush tiene la intención de visitar Albania esta semana. Será el primer presidente de EEUU en hacerlo."Ahora es el momento de avanzar con el plan Ahtisaari.

Ha habido una serie de retrasos pero nuestra opinión es que el tiempo se ha acabado", recalcó Bush.

Visita al Papa Además de su preocupación por los kosovares; en su intervención, Bush recordó su reunión con el Papa Benedicto XVI en la que trataron la situación de los cristianos en Irak.

El Pontífice "expresó su gran preocupación sobre la situación" de esa minoría religiosa y su temor de que "la sociedad que emerge no tolere la religión cristiana", dijo el presidente.