Rodrigo Granda
El guerrillero Rodrigo Granda durante la rueda de prensa rueda de prensa. EFE/Guillermo Legaria

El portavoz internacional de las FARC Rodrigo Granda, liberado por el Gobierno, ha pedido paciencia a las familias y a los cautivos de esa guerrilla, y agradeció a Francia y al Grupo de los Ocho (G-8) sus gestiones por la paz de Colombia.

Granda, liberado por el gobierno el lunes a petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha ofrecido  su primera rueda de prensa en la que destacó el apoyo internacional para la solución al drama de los rehenes por medio de un "intercambio humanitario".

Sin ventaja militar

Granda agradeció a Francia y al G-8 sus gestiones por la paz de Colombia.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen entre centenares de cautivos a 56 que pretenden intercambiar, como la ex candidata presidencial franco-colombiana Íngrid Betancourt y tres estadounidenses, por cuya liberación piden la excarcelación de unos 500 rebeldes y la desmilitarización de una zona del país.

Para el rebelde liberado, la petición de retirada de tropas en los municipios de Florida y Pradera, en el departamento del Valle, para definir el acuerdo humanitario "no le da a las FARC ningún tipo de ventaja militar".

Además, señaló, sería una retirada militar "por un tiempo determinado".

"No nos vamos a quedar 50 ó 5 años, sino que decimos, pongámonos de acuerdo si son 30 días, 45 días, 60 días, ó 45 minutos" para hallar una solución al drama de los rehenes.

Agradecimiento internacional

Granda, preso desde diciembre de 2004, agradeció al presidente Sarkozy "y al pueblo de Francia la deferencia" por su excarcelación, y dijo que es un gesto que "abre unas compuertas, algunas esperanzas" en Colombia.

Señaló que "si Francia pide la liberación de Granda es porque las FARC no somos terroristas, no somos narcotraficantes, ni somos delincuentes comunes".

Aludió y criticó la excarcelación que anunció el presidente Álvaro Uribe y que está en marcha desde hace varios días.

Si Francia pide la liberación de Granda es porque las FARC no somos terroristas."

"Los que salen son algunos desertores, algunos reinsertados, gente que ya está cumpliendo prácticamente su pena, y querían que yo me embarcara (...), pero a mí no me llamaba la atención (...)", insistió el considerado portavoz internacional de la más importante guerrilla colombiana.

Señaló que aún no ha tenido contacto con el mando de las FARC para saber cuál será su papel, aunque el presidente Uribe le reconoció el lunes a Granda como "miembro representante" para las gestiones de intentar que sean liberados los cautivos.

Decisión unilateral

Uribe decidió unilateralmente la excarcelación a la espera de un gesto recíproco de esa guerrilla para que libere a los secuestrados.

Rodrigo Granda agradeció al grupo de los siete países más ricos y Rusia (G-8) el respaldo a las tareas de España, Francia y Suiza, "que han persistido tercamente en acercar las partes", destacó.

Pidió al Estado que le devuelva sus documentos, señaló que siempre se ha considerado "un hombre libre", aunque ahora se definió como "un hombre excarcelado casi que a la brava", y dijo que ello se debió a "situaciones de este remolino político que se maneja" en su país".