El actor bilbaíno Aitor Mazo, de 53 años, ha fallecido este jueves por la mañana en su domicilio del barrio bilbaíno de Txurdinaga.

Ha sido hallado muerto sobre las 11,30 horas de la mañana por la mujer que le asistía en las tareas domésticas.

La mujer ha comunicado los hechos al servicio vasco de emergencias Sos Deiak que ha desplazado a la vivienda una patrulla de la Ertzaintza y una ambulancia medicalizada cuya dotación sólo ha podido certificar la muerte del actor.

En la gran pantalla ha rodado a las órdenes algunos de directores como Julio Medém, Juanma Bajo Ulloa, Álex de la Iglesia, Daniel Monzón, Gracia Querejeta y Emilio Martínez LázaroEl fallecimiento podría haberse producido por una insuficiencia coronoria, según han confirmado fuentes cercanas al artista, que han señalado que el intérprete sufrió un microinfarto hace dos años y se le habían implantado dos stents.

Rostro habitual de la televisión, su último trabajo destacado fue en la película Ocho apellidos vascos como el Padre Inaxio.

Nacido en Bilbao en 1961, en su dilatada trayectoria Mazo apareció en series como Los ladrones van a la oficina, Policías, Amar es para siempre, Piratas, El Comisario, Acusados o Petra Delicado. Recientemente también participó en la serie El ministerio del tiempo como miembro del tribunal de la Inquisición.

Mazo estuvo estrechamente ligado al teatro donde representó obras como La espada de Pendragón, Mephisto, Hamlet, La tempestad, El día del padre, La tienda de la esquina. Además formó, junto a Lander Iglesias y Patxo Telleria de la compañía Txirene.

En la gran pantalla ha rodado a las órdenes algunos de los directores más destacados del cine español como Julio Medém (Vacas, como un soldado), Juanma Bajo Ulloa (Airgbag),  Álex de la Iglesia (La comunidad), Daniel Monzón (El robo más grande jamás contado), Gracia Querejeta (15 años y un día) y Emilio Martínez Lázaro (La voz de su amo, Ocho apellidos vascos).

Su última aparición fue en el filme Lasa y Zabala, donde encarnó a un juez.