Una pandilla de cerca de 200 jóvenes pertenecientes a diversos colegios mayores ubicados en la Ciudad Universitaria de Madrid no tuvieron otra idea para celebrar el viernes por la noche que lanzar globos de agua a la Policía después de invadir varios colegios vecinos como travesura.

La "invasión" se trata de un juego muy habitual por esta zona que se produce siempre en época de exámenes, precisamente cuando la tensión acumulada y las altas temperaturas se incrementan y se resuelven lanzando globos rellenos de agua a los demás colegios de la zona.

Ignacio Gautier, director del Colegio Mayor Chaminade ha declarado que "se trata de una chiquillada, pero un día se puede descontrolar".

Invasiones

La "aventura" juvenil empezó sobre las once de la noche de este viernes pasado cuando alumnos de uno de los colegios decidieron, como todos los años, invadir otro colegio.

Pero la Policía estaba al tanto y cerca de siete patrullas vigilaban a los jóvenes. Según fuentes policiales no hubo detenciones ni heridos.