La Dirección General de Tráfico (DGT) está preparando un plan estratégico para reducir los muertos y heridos que se producen como consecuencia de accidentes de tráfico de motocicletas y ciclomotores, según informaron fuentes conocedoras del proyecto.

El plan, que una vez aprobado se ejecutará durante un período de cuatro años, se articulará en cuatro ámbitos de aplicación directa:

Quién posea algún certificado o curso de formación verá reducida la póliza del seguro

Mejorar la destreza de los motoristas
Entre las propuestas del grupo de trabajo que está preparando el plan figura la modificación de las pruebas de acceso a los permisos de conducir, introduciendo la temática "dos ruedas" en los exámenes, con el fin de potenciar la habilidad del motorista y de que el conductor de automóviles respete más a las motocicletas y los ciclomotores.

También se persigue potenciar su formación, asociándola a cursos o certificados. Así, se plantea la posibilidad de que se abarate la póliza del seguro para los motoristas que posean algún certificado o curso.

Por otra parte se quiere graduar y determinar los límites de edad para el acceso a vehículos con determinada cilindrada y potencia, generalizar la educación vial en la escuela e incentivar la formación en el punto de venta, de forma que los vendedores asesoren al cliente en materia de seguridad vial.

Minimizar los escenarios de alta siniestralidad
Las medidas propuestas pasa por impulsar las inspecciones itinerantes o móviles para controlar el denominado "trucaje" de las motos, así como promover un Plan Prever para motocicletas, con el fin de mejorar la seguridad del parque de este tipo de vehículos.

Promover un Plan Prever para motocicletas
Combatir las prácticas de riesgo
En este ámbito, la DGT estudia, entre otras medidas, identificar a los conductores que no cuentan con seguros, y arbitrar algún tipo de sistema de denuncia ciudadana.

Potenciar el uso de medidas paliativas en caso de accidentes
Las iniciativas planteadas consisten en sustituir los guardarraíles, aplicar un tipo de IVA reducido a las prendas y equipos de seguridad e incluso prohibir el uso de la moto con ropa inadecuada.

Además, el grupo de trabajo investiga en aspectos como la utilización de la motocicleta como herramienta de trabajo, los trucajes, los costes de la siniestralidad, la homologación de los cascos, la mejora de la asistencia a las víctimas de accidentes y el diseño de los vías.