Braunes Haus, 1935
La antigua 'Casa Marrón', sede del Partido Nazi, en cuyo solar se levanta el NS-Centro de documentación de Múnich Bayerische Staatsbibliothek/Bildarchiv

A la alemana, es decir: con la maldad pasada interpretada en una patente sordina. El nuevo museo se llama NS-Dokumentationszentrum München (NS-Centro de documentación de Múnich). Si usted no sabe o nadie le explica que las siglas responden a las del nacionalsocialismo, doctrina política y social que pergeñó Adolf Hitler, el nombre de la institución no le dirá casi nada.

El recién inagurado centro tampoco expone en su colección permanente uniformes nazis ni las banderolas de tamaño pirenaico que hace siete décadas colgaron de buena parte de los balcones privados y de todas las astas de edificios públicos de la ciudad, cuna fundacional y escaparate del nazismo. Los promotores del NS, el ayuntamiento, el gobierno federal de Baviera y la Administración central alemana, dicen que no quisieron "ensalzar la estética nacionalsocialista". Otra lectura es que desean borrarla en lo posible de la historia sin que se note en demasía.

'Gran cantidad de público' (en alemán e inglés)

No se trata de un museo —la palabra se le queda grande— sino de un pequeño edificio de cuatro alturas y sótano que exhibirá una colección de paneles informativos con fotos y literatura histórica, contará con un local para organizar actos, proyectará algún material audiovisual y, para demostrar que tiene ambiciones de recibir "gran cantidad de público", se anuncia como "bilingüe" (alemán e inglés).

La 'Casa Marrón' fue sede del partido fundado en una cervecería del que se alimentó el nazismo El centro, un edificio blanco de líneas rectas, ocupa el mismo solar donde se levantaba la Casa Marrón, en la esquina de las calles Brienner y Arcisstraße, antigua mansión de un comerciante inglés que en 1930 fue comprada por 805.864 marcos de oro por los promotores de un nuevo partido político que primero se llamó Deutsche Arbeiterpartei (Partido Obrero Alemán) y luego Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (NSDAP, Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores de Alemania).

Racista, derechista, ultranacionalista...

Era una formación racista, derechista, ultranacionalista y, con el tiempo, promotora de los crímenes en masa contra la humanidad no aria y partidaria del imperialismo por vía bélica como única diplomacia. La habían fundado, no es de extrañar, en una cervecería.

En la 'Casa Marrón' anidó la serpiente de la demencia nazi La Casa Marrón fue el cuartel general y centro de decisión nazi desde 1930, cuando el partido se había beneficiado del proceso contra Hitler por alta traición como culpable del intento de golpe de Estado de 1923. A partir de entonces, por la influencia combinada de la crisis económica alemana, los temores a los bolcheviques triunfantes en Rusia y el magnetismo de Hitler para engatusar a la nación casi entera con los sueños de un territorio imperial creciente, Munich fue el lugar donde anidó la serpiente de la demencia nazi.

El primer campo de la muerte

La ciudad, verdadero bastión reaccionario, fue también esencial para poner en marcha el sistema de los campos de concentración, con la apertura en 1933 y a 13 kilómetros de Munich de Dachau, primer establecimiento de la industria de la muerte y modelo para los centenares que llegaron después.

En la capital de Baviera Hitler inauguró también, en 1937, la Haus der Deutschen Kunst (Casa del Arte Alemán), el museo con el que pretendía probar que su psicótica visión del mundo también podía aplicarse al arte. La pinacoteca, grandilocuente y bizantina formalmente, albergó a los pocos meses la exposición Große Deutsche Kunstausstellung (Gran exposición de arte alemán), escasamente imaginativo lema para mostrar las supuesta superioridad de los artistas nacionales de genealogía limpia y temática heroica frente al arte degenerado de los "judios y bolcheviques"

No muy lejos se celebró el 'Día del arte alemán' en 1939, a pocas semanas de la invasión de Polonia También se celebraron en el centro de la ciudad, en ubicaciones muy cercanas al nuevo centro documental, algunos de los actos masivos tan del gusto de Hitler y los suyos. Uno de los más excesivos fue el Tag der Deutschen Kunst (Día del arte alemán), que celebraba, en 1939, a pocas semanas de la invasión de Polonia, los "dos mil años de cultura alemana".

Miles de extras ante toda la jerarquía

Miles de extras disfrazados participaron y toda la ciudad se entregó a la celebración, con la estelarpresencia de la orgullosa jerarquía nacionalsocialista: Hitler, Hermann Göring, Joseph Goebbels, Heinrich Himmler, Albert Speer, Robert Ley y Reinhard Heydrich.

Munich ha enfrentado con tropiezos su pasado negro Los responsables del NS-Dokumentationszentrum München son conscientes de que Munich ha enfrentado su pasado negro con tropiezos y dificultades y han situado la inauguración en una fecha simbólica: el 70º aniversario de la llegada a la ciudad de las tropas aliadas, justo el mismo día en que, según la versión más plausible, Hitler se pegaba un tiro en su búnquer berlinés al afrontar que la II Guerra Mundial estaba perdida.

'Preferiría guardar silencio'

Para el director de la institución, Winfried Nerdinger, hijo de un miembro de la resistencia local, resulta "evidente" que Munich "ha tardado en mirar de frente a un pasado sobre el que preferiría guardar silencio".

Munich vio su espíritu desvanecerse bajo el movimiento nazi Aunque para la ciudad el proceso de asumir la culpa y las lecciones del pasado "ha sido más difícil que para otras" al estar "más marcada" por el nazismo, para Nerdinger, el principal objetivo del nuevo centro "es mostrar cómo Munich, orgulloso de presentarse como una tierra de tolerancia y amor por la cultura, vio su espíritu desvanecerse bajo el movimiento nazi".