Orinar en la calle
Orinar en la calle

Aliviar la vejiga en mitad de la calle es algo "que afortunadamente cada vez hacen menos personas", asegura Telesfora Ruiz, concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana. 

Este incívico comportamiento, sin embargo, sigue presente en la ciudad. "Normalmente asociado al estado de ebriedad", matiza la edil. Así, en la capital el año pasado cada dos días se sancionó a una persona por este hecho.

En total, la Policía denunció a 178 personas. Una cifra inferior a la de 2013, cuando se interpusieron 202 sanciones (una cada 1,7 días). La bajada es del 11,88%.

Las zonas donde se suelen dar estas situaciones son las cercanas a los lugares de ocio nocturno y también en los puntos donde se realizan concentraciones de personas. "Y es más habitual en los hombres", explica Ruiz.

El hecho también es complicado de denunciar ya que debe haber un agente en el momento de los hechos y los infractores suelen buscar un lugar resguardado de las miradas. La sanción puede llegar a los 750 euros.

La Policía denunció a 178 personas en 2014. El año anterior fueron 202 sanciones

Los vecinos del Albaicín han denunciado en varias ocasiones este tipo de comportamientos en sus calles. Hace pocos días la asociación del Bajo Albaicín publicaba en su página web una fotografía en la que podía verse a cuatro jóvenes orinando en mitad de la calle a plena luz del día.

"Hemos pedido más control en las calles, porque con la llegada de la época de despedidas de solteros es habitual ver este tipo de situaciones", denuncia Lola Boloix, presidenta del colectivo.

En la zona del Botellódromo, los vecinos también han pedido más presencia policial "para evitar desmanes", dice uno de los afectados.

Las sanciones por arrojar octavillas u otro tipo de objetos a la vía pública han bajado en el último año. Mientras que en 2013 hubo 102 denuncias, en el año pasado la cifra descendió a las 83. En total, un 18,6%.

Esta es uno de los comportamiento incívicos más complicados para denunciar porque el infractor debe ser cogido en el momento de cometer el hecho. La sanción oscila entre los 100 y los 750 euros, según la ordenanza de Limpieza.

Consulta aquí más noticias de Granada.