Una vivienda de la calle Gregorio Espino, en el número 31, ha registrado un pequeño incendio este sábado a causa del despiste de un vecino que se quedó dormido mientras fumaba un cigarrillo, según informan a Europa Press fuentes de la Policía Local.

En concreto, la persona, que se despertó debido al fuego en la almohada que ocasionó el cigarro que fumaba cuando se quedó dormido, optó por tirar esta por la ventana.

Pero, como consecuencia del viento, las llamas se reavivaron en la almohada e incendiaron la persiana, según apuntan las mismas fuentes, que también señalan que los propios agentes movilizados por el humo lograron apagar el fuego con facilidad con el extintor de su coche.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.