Un hombre que pescaba a bordo de una piragua en la desembocadura del río Miño en A Guarda (Pontevedra) se precipitó al agua y fue arrastrado por la corriente hasta un lugar conocido como Catana, según informa el 112.

Pese a haberse movilizado a los servicios de rescate de Salvamento Marítimo y del servicio de Gardacostas de Galicia, el hombre, provisto de chaleco salvavidas, consiguió salir del agua por sus propios medios.

Ya en tierra, aseguró que se encontraba en perfecto estado de salud y rechazó la asistencia sanitaria.

A las 11,20 horas de este sábado, un familiar llamó al centro de atención a las emergencias de la comunidad para pedir ayuda. De inmediato, fueron informados Salvamento Marítimo, Gardacostas, GES de A Guarda, Guardia Civil y bomberos de O Baixo Miño, que descartaron desplazarse en cuanto los servicios de rescate marítimo confirmaron que el pescador estaba a salvo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.