La Guardia Civil ha detenido a una banda organizada, especializada en cometer robos en el interior de vehículos comerciales pertenecientes a empresas o autónomos, la mayoría vinculados al ámbito de la construcción.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, el pasado mes de marzo se inició la operación "Garlanda" con la intención de esclarecer un elevado número de robos que se cometían en diferentes localidades de la isla.

La banda se desplazaba a lo largo de toda la isla de Mallorca para cometer los ilícitos y llegaban a realizar en una misma noche 200 km, utilizando para ello la mayoría de las veces vehículos de alquiler .

Una vez en la zona, donde previamente realizaban un reconocimiento para no ser sorprendidos, buscaban vehículos comerciales a los que fracturaban uno de los cristales traseros o laterales para acceder al interior, sustrayendo todo tipo de herramientas que encontraban y objetos de valor.

Los miembros de la organización adoptaban importantes medidas de seguridad en sus desplazamientos, dificultando enormemente la investigación.

Éstas iban desde el continuo cambio de vehículos a la vigilancia continua de su entorno, agudizada en los momentos en que se desplazaban a delinquir, como en los que se procedía a la introducción de los efectos sustraídos en un garaje.

La actividad de la organización investigada era frenética, prácticamente han actuado en todos los municipios de la isla.

En una misma noche y población, se cometían entre seis y doce robos, lo que había creado una alarma social entre los empresarios y autónomos del ámbito de la construcción.

En el periodo que ha durado la investigación se han constatado más de cien robos.

Los integrantes de la organización detenidos almacenaban los efectos sustraídos en un garaje, que fue localizado por los investigadores tras la operativa policial desarrollada.

Se constata que con una cadencia no determinada, el grupo cruzaba el paso del estrecho en vehículos furgoneta, hasta diferentes países del Magreb, en donde se vendía el material que previamente había sido sustraído.

Estos hechos estaban causando un grave perjuicio a los profesionales afectados, ya que al ir a buscar el vehículo por la mañana con el objeto de dirigirse al lugar de trabajo, se encontraban desposeídos de sus herramientas con la imposibilidad de desarrollar su actividad.

Detención y registros

Tras la vigilancia a la que fue sometida la banda, se obtuvieron todos los datos necesarios para determinar el destino y lugar de custodia de los efectos sustraídos, por lo que tras la oleada de robos que afectó a la población de Porreres, se procedió a la detención de los 3 individuos que formaban la banda la madrugada del pasado lunes en la localidad de Palma.

Tras las detenciones se practicaron tres registros domiciliarios, dando como resultado, el hallazgo del garaje donde almacenaban los efectos sustraídos, lugar donde se han intervenido una cantidad ingente de herramientas de toda índole, por un valor aproximado de 400.000 euros.

Destaca entre los efectos intervenidos, una bolsa paramédica de soporte vital.

A partir del próximo lunes día 4 de mayo hasta el viernes 8, el material incautado permanecerá expuesto en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Palma de Mallorca, en la calle Manuel Azaña nº 10, en horario de 9 a 13 horas.

Toda persona que haya sido objeto de robo, puede personarse en estas dependencias para comprobar si entre el material hay alguno de su propiedad.