El Ayuntamiento de Alcalá la Real (Jaén) estudia la viabilidad de la quinoa como cultivo alternativo en la zona, donde como en el resto de la provincia predomina el olivar.

Para ello, según han apuntado a Europa Press desde el Consistorio, a finales de 2014 puso en marcha un proyecto para determinar si este pseudocereal puede contribuir a abrir nuevas líneas de diversificación en la agricultura local.

El pasado enero comenzó las pruebas en una parcela que reunía las condiciones agroecológicas necesarias para su siembra y posterior seguimiento. La recolección se prevé en junio, aunque antes, "en la primera quincena de este mes de mayo, se realizará otra plantación" ampliando así esta iniciativa experimental.

La quinoa, según han recordado desde el Consistorio alcalaíno, es de origen inca y su producción se concentra principalmente en Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Chile y Estados Unidos, mientras que los principales consumidores son China, Japón, Canadá, EEUU, Australia o Europa.

Sus múltiples propiedades y cualidades nutricionales, así como su creciente demanda y su versatilidad agronómica han motivado su expansión. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que el cultivo tiene una extraordinaria adaptabilidad, de manera que puede crecer con humedades relativas desde el 40 hasta el 88 por ciento, soportar temperaturas entre menos cuatro grados y 38 y es, además, una planta tolerante en situaciones de sequía.

Consulta aquí más noticias de Jaén.