La duquesa Catalina Middleton, esposa del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, ha dado a luz a una niña en un hospital londinense, tras ingresar este sábado de madrugada, según han informado medios locales.

La bebé, cuyo nombre se anunciará más adelante, pesó al nacer 3,7 kilos, indicó palacio de Kensington, que precisó que el anuncio oficial, en papel, del nacimiento se colocará frente a la fachada del palacio de Buckingham, residencia oficial de Isabel II en la capital británica.

A primera hora de la tarde, el príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, han salido del hospital con su hija recién nacida. Con su esposo a su lado, Catalina, que llevaba un vestido blanco y amarillo, posó frente a las cámaras con su pequeña dormida en brazos, tras lo cual los tres volvieron a entrar al centro hospitalario para preparar su marcha.

Según la nota de palacio, Catalina fue admitida en el ala privada del hospital de St. Mary, el mismo hospital donde nació su primer hijo, en el centro de Londres, este sábado de madrugada con las primeras contracciones, y el parto se ha desarrollado "con normalidad".

La Casa Real británica ha confirmado el nacimiento de la niña a las 08.34 horas de este sábado a través de su cuenta oficial de Twitter, y han informado del perfecto estado de ambas.

La duquesa ha estado acompañada de su esposo en el alumbramiento de su bebé, cuyo sexo se ha desconocido hasta que ha tenido lugar el parto y que será la cuarta en la línea de sucesión, después de su hermano, el príncipe Jorge.

Decenas de personas han acampado a las puertas del hospital a la espera de la llegada del segundo hijo de la parejaCatalina, que salió de cuentas la semana pasada, ha sido atendida en el parto por el obstetra Guy Thorpe-Beeston, su ginecólogo de cabecera, y Alan Farthing, ginecólogo de la Reina.

Decenas de personas han acampado a las puertas del hospital a la espera de la llegada del segundo hijo de la pareja, que ha encargado café, cruasanes y bollos para hacer más llevadera la larga espera a la intemperie. 

La Casa Real ha asumido en esta ocasión la gestión del evento y solo al inicio del parto, se ha permitido el acceso de la prensa, al tiempo que se han aplicado restricciones de tráfico.

Isabel II y su esposo, el príncipe Felipe; el príncipe Carlos y su esposa Camila; el príncipe Enrique, tío de la pequeña, y los familiares de Catalina han sido informados ya del nacimiento y "están encantados", indicó el palacio de Kensington.

Línea de sucesión

El segundo hijo de la duquesa de Cambridge y el príncipe Guillermo de Inglatera será la cuarta heredera en la línea de sucesión al trono, detrás de su hermano Jorge, su padre y su abuelo, el príncipe Carlos.

Catalina, que alumbró a Jorge en un parto de 10,5 horas, empezó su baja de maternidad el 27 de marzo, cuando dejó de participar en actos oficiales, mientras que Guillermo la acompañó unas semanas después.

Aunque los duques de Cambridge no quisieron saber antes del parto el sexo del bebé, las casas de apuestas auguraban por mayoría que sería niña, y el propio príncipe Carlos, abuelo de la pequeña, expresó esta preferencia durante una conversación en un acto oficial.

Al conocerse la noticia del nacimiento, han empezado a llegar las felicitaciones, entre ellas la del primer ministro británico, David Cameron, que dijo estar "encantado por ellos", y el viceprimer ministro, Nick Clegg, que les deseó "todo lo mejor".

El líder de la oposición laborista, Ed Miliband, deseó a la joven pareja "felicidad y, con suerte, algo de descanso", mientras que la dirigente independentista escocesa, Nicola Sturgeon, les envió "cálidas felicitaciones".