Pilar con su hija.
Pilar y su hija de 7 años son una familia de las 52 a las que el Ayuntamiento de Valencia ha denegado la beca de comedor escolar por deber impuestos. EVA MÁÑEZ

"Es indignante ver los miles de euros de todos los valencianos que se gastan Rita Barberá y su equipo en comilonas, hoteles y regalos y  que luego a mi hija le quiten la beca de comedor por una deuda que no es ni con el Ayuntamiento".

Así de indignada se muestra Pilar Martínez, madre de una niña de 7 años a la que el Ayuntamiento de Valencia, gobernado por el PP, ha dejado sin la ayuda para comer en el colegio al tener una deuda con la Agencia Tributaria.

Su caso no es aislado, ya que en total han sido 52 los niños a los que el Consistorio ha denegado en primera instancia esta beca por tener algún tipo de deuda administrativa como multas o impuestos.

Algo totalmente contradictorio ya que, tal y como explica Amparo Cifre, miembro del consejo escolar municipal en representación de la Federación de Padres de Alumnos (FAPA), estas ayudas, que cubren entre el 50% y el 100% del coste del comedor escolar, se conceden a familias en riesgo de exclusión social que precisamente no pueden afrontar determinados gastos.

El caso de Pilar es extremo. Según cuenta, su pareja es soldador, pero está en paro y no cobra prestación, y ella es maquilladora, pero trabaja 8 horas a la semana limpiando una farmacia y cobra solo 200 euros al mes, lo mismo que paga de hipoteca: "La comida del comedor es la única decente que puede hacer la niña, ya que nosotros solo podemos darle lo básico que compramos en un economato de Cáritas".

Sobre su deuda con la administración, detalla que su pareja debe 3.000 euros a Hacienda por el impuesto de la venta de una vivienda que realizó para poder abonar otros impagos.

Además, Pilar destaca que no debe "nada al Ayuntamiento y en todo caso la beca es para la niña, no para nosotros, por lo que nuestra situación no debería ser impedimento para que ella pueda comer en condiciones".

Forzado a rectificar sobre la marcha

Ante la avalancha de críticas recibidas por parte de la oposición y de diferentes colectivos, desde la Concejalía de Bienestar Social aseguraron ayer que concederán la beca a los niños cuyas familias no puedan hacer frente sus deudas con la administración, rectificando la postura adoptada tan solo un día antes

Consulta aquí más noticias de Valencia.