Cristina Cifuentes, en el Colegio de Médicos de Madrid
Cristina Cifuentes, durante su encuentro con representantes del sector sanitario en el Colegio de Médicos de Madrid. @ccifuentes

Cristina Cifuentes promete aparcar las privatizaciones de los hospitales periféricos y hacer un guiño al personal sanitario de estos centros si es presidenta de la Comunidad de Madrid.

La candidata del PP enmendó este lunes la plana a la política sanitaria de Esperanza Aguirre comprometiéndose, ante los representantes del Colegio de Médicos de Madrid, a no privatizar la gestión de más hospitales y a reconvertir los centros de San Sebastián de los Reyes, Vallecas, Aranjuez, Parla, Coslada y Arganda, que hoy son empresas públicas, en complejos dependientes del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

La medida tiene un efecto muy limitado a nivel organizativo. Los ciudadanos no notarían ninguna diferencia, ya que los centros ya son públicos y todos los servicios médicos dependen, desde su inauguración en 2008, de la Consejería de Sanidad. Los no sanitarios (limpieza, lavandería, cafetería) seguirían en manos privadas, como hasta el momento. La Comunidad también continuaría pagando el canon anual establecido por contrato a las constructoras que levantaron los centros, un sistema de pago en diferido que permite acelerar la apertura, pero que es mucho más caro para las arcas regionales.

Mejoras para médicos, enfermeros...

Los componentes de la plantilla sanitaria sacarían más ventaja que nadie de la nueva situación, según el equipo de la candidata: "El régimen laboral de los profesionales de estos seis hospitales no es como el del personal estatutario del Sermas, no tienen la misma seguridad laboral ni pueden acceder en las mismas condiciones a los concursos de traslado para pedir otro destino". Fuentes sanitarias advierten de que esta propuesta tampoco es precisa, dado que las diferencias no son tan grandes.

El PP cifra en 5.000 los posibles beneficiarios, una cifra que José Manuel Freire, doctor, diputado regional y especialista sanitario del Partido Socialista de Madrid, rebaja a la mitad: "Esas 5.000 personas son casi toda la plantilla de esos hospitales. Si todos ellos tuvieran contratos eventuales, sería para denunciar al PP, y, obviamente, no es así".

Freire califica la propuesta de Cifuentes de "demagogia grosera". "Busca un titular, dice que va a convertir esos hospitales en centros públicos cuando ya lo son y así lo ha dicho el PP siempre. No va a rescatarlos de la privatización ni va a hacer que nos salgan más baratos. En realidad, va a copiar el modelo del hospital de Majadahonda y, si fuera coherente, extendería su propuesta a los de Alcorcón y Fuenlabrada, que también son empresas públicas", insiste.

Consulta aquí más noticias de Madrid.