Los familiares de 52 víctimas del avión de Germanwings asisten al funeral de la Sagrada Familia

  • Al acto acudieron unas 1.500 personas, entre las que se encuentran los reyes, los presidentes de Gobierno y Generalitat, y el alcalde de Barcelona.
  • Líderes religiosos de la comunidad judía, evangélica y musulmana han tomado la palabra en la ceremonia religiosa para rezar, despedirles y sumarse al "dolor".
  • 150 alumnos de la escuela de Llinars del Vallès (Barcelona), que había acogido a estudiantes alemanes fallecidos, han estado presentes y han llevado cirios.
Los reyes dan el pésame a familiares de las víctimas de la tragedia aérea de los Alpes al término del funeral celebrado en la Sagrada Familia de Barcelona.
Los reyes dan el pésame a familiares de las víctimas de la tragedia aérea de los Alpes al término del funeral celebrado en la Sagrada Familia de Barcelona.
ALBERTO ESTÉVEZ / EFE

Los familiares de 52 víctimas del accidente del vuelo de Germanwings Barcelona-Düsseldorf en los Alpes franceses el 24 de marzo han asistido este lunes al funeral oficiado por el cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en la Sagrada Familia, un acto al que asistieron unas 1.500 personas.

En el acto en la basílica estuvieron presentes los reyes Felipe y Letizia; los presidentes del Gobierno y de la Generalitat, Mariano Rajoy y Artur Mas, con sus esposas; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y representantes de las comunidades evangélica, judía y musulmana.También han acudido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo; el del Interior, Jorge Fernández Díaz; la de Fomento, Ana Pastor, y el de Justicia, Rafael Català, entre otros.

Líderes religiosos de la comunidad judía, evangélica y musulmana han tomado la palabra en la ceremonia religiosa para rezar, despedirles y sumarse al "dolor" de las familias. El secretario general del Consejo Evangélico de Catalunya, el pastor Guillem Correa, ha querido reconfortar a las familias asegurando: "En las palabras de Jesús encontramos promesa de reencuentro". "En la vida se vive el presente, pero la vida desde la fe se vive con promesa de eternidad", ha destacado, considerando que cuando ocurre una tragedia cuesta encontrar consuelo, que se pueden hallar en el amor.  "Busquemos el consuelo en el amor de quienes nos aman", ha defendido, y ha asegurado que Dios consuela a personas en todos los sufrimientos para que después puedan consolar, a su vez, a los que sufren.

El representante de Diálogo Interreligioso de la Comunidad Israelita de Barcelona, Jorge Burdman, ha recalcado la dificultad de explicar el dolor, ha apostado por "globalizar la solidaridad" en un mundo globalizado por la injusticia y ha pedido que las almas de los fallecidos reposen en el cielo. Mientras el secretario general de la federación del Consejo Islámico de Catalunya, Mohamed Halhoul Debboun, ha mostrado su más profundo dolor y consternación por el accidente: "Rogamos que todos los muertos tengan paz y que los familiares tengan paciencia y fortaleza para superarlo".  Ha afirmado que "Mahoma consolaba a los familiares de los difuntos diciendo que todo lo que nos da Alá es de él y lo que nos quita también: esto da entereza a nuestras almas".

El acto ha contado con la presencia de el presidente y consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, y del director general de Germanwings, Thomas Winkelmann. 150 alumnos de la escuela de Llinars del Vallès (Barcelona), que había acogido a estudiantes alemanes en un intercambio escolar que murieron en el accidente cuando regresaban a sus casas, han estado presentes y han llevado cirios durante la ceremonia.

La tragedia sucedió el 24 de marzo cuando, según revelaron las cajas negras del avión, el copiloto, Andreas Lubitz, estrelló el aparato en los Alpes franceses, causando la muerte de 150 personas entre pasajeros y tripulación, 50 de ellas españolas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento