La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha dicho que va a ser la presidenta de la Junta "no en funciones, sino de verdad, pronto, muy pronto, porque esta tierra no puede esperar más". "Ahora pido que me dejen trabajar, que arrimen el hombro y que no me hagan esperar, porque los andaluces no están para esperar", ha recalcado.

En el acto de presentación del candidato socialista a la Alcaldía de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Víctor Mora, Díaz ha recordado que "ya han hablado los andaluces", y que ella no le pide "el voto a nadie", porque ya se lo han dado los andaluces. Además, afirma que en Andalucía "nadie suma un gobierno alternativo, sólo puede gobernar el PSOE".

Asimismo, defiende que mientras "otros se han dedicado a líneas y papeles", ella ha estado "trabajando callada día a día por los andaluces". "Hace un mes habló Andalucía con claridad, dijo que quería que gobernara el PSOE y no hay mayoría alternativa a eso", ha apostillado.

"Es la misma claridad que van a hablar el 24 de mayo", ha añadido. Sostiene que los andaluces dijeron "tienes la confianza de Andalucía y te pedimos diálogo con todo el mundo", pero precisa que ese diálogo "no se puede traducir en que paren Andalucía pensando en que pueden sacar algún concejal más en algún Ayuntamiento el 24 de mayo, porque Andalucía no puede esperar más".

En este punto se ha referido a "la que se ha liado en el PP desde el 22 de marzo. A esa gente no le salen las cuentas, pero Andalucía no tiene la culpa; Andalucía ha elegido libremente y ha pedido que se gobierne con consenso, diálogo, mucho talante, y yo lo voy a hacer", ha reseñado.

Díaz ha "abierto la mano" a diferentes partidos y organizaciones porque quiere que "los años que vienen, que van a ser muy buenos para Andalucía, los protagonicen todos los andaluces hayan votado a quien hayan votado". Al hilo, ha manifestado que ella no tiene "tiempo" para distraerse "en líos de partido", y que va a poner "todas" sus fuerzas "en solucionar los problemas de mi gente".

Remarca que "la recuperación que se abre en Andalucía va a ser mejor, más justa y más solidaria", y ha recordado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre de 2015, que reflejan que en Andalucía hay 36.000 parados menos y 13.100 desempleados menos en toda España.

"andalucía está tirando del carro"

"Andalucía es la que está tirando del carro", ha aseverado, incidiendo en que Andalucía va a "crear empleo este año a más velocidad", reiterando que no está "dispuesta" a que "nadie" la entretenga "en líos de partido" y que su objetivo es "crear empleo de calidad".

Ha indicado que "hay que trabajar con los jóvenes" y "mover la construcción con cabeza, de manera sostenible", para posteriormente apuntar que no va a esperar a la investidura para poner en marcha de nuevo el Plan de Impulso a la Construcción Sostenible, "porque genera muchísimo empleo".

Se ha quejado de que los "alcaldes del PP" han tenido que aceptar "a rastras" los planes de empleo impulsados por la Junta "porque pensaban que cada oportunidad que le daban a un chico de su municipio es algo que le daba la Junta, y no se lo daba la Junta, se lo daba Andalucía, su tierra".

Tampoco va a "esperar a la investidura" para aprobar las becas para obtener el B1, porque fue "su palabra", al tiempo que ha afirmado que el Gobierno andaluz va a "mantener la colaboración en la atención a los mayores", y que "no es que no se toque la Dependencia, es que se va a ampliar en Andalucía; los que estén esperando con la baremación hecha van a entrar en el sistema, que da dignidad y mucho empleo".

También ha destacado que "la sanidad pública no se toca en Andalucía", y que a cualquier persona que se presente en un hospital público andaluz se le atiende "tenga la cuenta corriente que tenga".

Le "duelen" las "amnistías fiscales a medida"

Ha insistido en la "importancia" de la "transparencia y confianza en lo público", exponiendo que "los impuestos cuestan mucho trabajo pagarlos" y que le "duele" ver "que se hayan hecho amnistías fiscales a gusto del consumidor, a medida, mientras se estaba reventando el bolsillo a la mayoría de los ciudadanos y los cinturones no tenían más agujeros para apretar a la gente".

"Eso hace que ciudadanos no crean en la política, y nuestro compromiso tiene que ser la transparencia", ha dicho. Tras asegurar que no se la verá entrar "en el y tú más", ha manifestado que ella sólo tiene "una línea roja: la de la honradez y la decencia".

Aboga porque la ciudadanía sepa lo que ganan los políticos, precisando que "en política se tiene que estar por vocación, porque uno sienta que quiere cambiar la vida de su pueblo y de su gente".

En este sentido, ha indicado que le parece "legítimo" que haya "quien quiera ganar dinero", pero "fuera de aquí, en lo privado, dentro de la Ley y pagando impuestos". "No es posible estar en política y ganar dinero, porque eso significa que no se están haciendo las cosas bien", sentencia.

Defiende que hace esa reflexión "sin entrar en el y tú más", y que le da igual "el partido al que afecte". "Quien está en política viene a servir a los demás, no a sí mismo", ha dicho, al tiempo que ha reseñado que "los que se aprovecharon de las vacas gordas en su momento no pueden volver a intentarlo, y para eso tiene que haber transparencia".

Por último, ha señalado que su "línea roja" en la política es la conformada por "las necesidades de los andaluces". "Voy a ser madre muy pronto, y quiero que la tierra que reciban en Andalucía sea la que merecen", ha aseverado, porque no quiere "seguir viendo a andaluces que lo pasen mal".

"Andalucía es rica, tiene un campo que produce, un clima que facilita el turismo, jóvenes preparados, autónomos, emprendedores, comerciantes y grandes servicios públicos, y con esa riqueza, Andalucía va a crecer y bien. El 24 de mayo volvemos a celebrarlo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.