Un total de 4.500 trabajadores sufrieron en 2014 un accidente laboral con baja en Cantabria, comunidad que ha incrementado su tasa de incidencia de accidentes laborales un 6,8% respecto al año anterior, hasta los 2.800 siniestros por cada 100.000 trabajadores, situándose al mismo nivel que la media nacional, según un estudio de Randstad.

Realizado con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se celebra el 28 de abril, este análisis indica que, en términos absolutos, se registraron en 2014 en España más de 417.000 accidentes laborales, 13.000 más que durante el año anterior.

Dieciséis comunidades autónomas aumentaron su cifra total de accidentes —todas excepto el País Vasco, en la que bajó un 1,9%— y Cantabria fue la quinta que más crecimiento experimentó, solo por detrás de Extremadura (11,6%), Baleares (9,8%), Canarias (7,6%) y Navarra.

En el lado contrario, las regiones que menos han crecido son Madrid, Catalunya y Aragón, con un 0,9%, 1,6% y 1,6%, respectivamente. Asturias, Comunitat Valenciana, Galicia y Aragón se sitúan por debajo del 3,2%.

Catalunya (73.700), Andalucía (69.900) y Madrid (61.700) son las regiones que más accidentes registran, y acumulan cerca del 50% del total nacional.

Por otra parte, La Rioja, Cantabria, Navarra y Extremadura sitúan su umbral por debajo de los 10.000 accidentes laborales con baja

A nivel nacional, durante los últimos cinco años, la tasa de incidencia ha descendido un 23,5% a nivel nacional, situándose el pasado año en cerca de 3.000.

Además, el estudio indica que la construcción, industria y servicios han descendido su tasa de incidencia de accidentes laborales respecto a 2010.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.