La CIG y A Mesa pola Normalización Linguística han anunciado la puesta en marcha de una campaña con la que pretenden "concienciar a la sociedad" de la necesidad de exigir el derecho a ser atendida en gallego en los centros de llamadas de las empresas asentadas en la comunidad, una medida que, además, estiman que podría derivar en la creación de más de 2.000 empleos.

Así lo han comunicado en una rueda de prensa el presidente de A Mesa pola Normalización Linguística, Marcos Maceira; el secretario nacional de la CIG-Banca, Clodomiro Montero; y la responsable de Centros de Chamadas en el sindicato, Laura Pérez Figueroa, que han señalado que con esta iniciativa, recogida bajo el lema 'Queremos atención en galego. Queremos traballo aquí', se "terminaría con la discriminación del idioma en esta materia".

Acerca de estas denuncias sobre discriminaciones, han puesto como ejemplo que hay opciones "no reales" de atención en gallego y "coacciones" ante el uso de este idioma no sólo en centros de llamadas de empresas, sino "incluso en organismos o servicios dependientes de la Administración pública como resultado de las privatizaciones".

Según han manifestado, las grandes empresas que operan en Galicia y subcontratan la atención telefónica "en la última década apostaron" por el cierre de los centros de llamada en la comunidad y deslocalizaron el servicio" hacia terceros países. Así, han asegurado que con el gallego "esta deslocalización fue aún más grave debido al uso exclusivo del castellano en las relaciones comerciales".

Destrucción de 2.000 EMPLEOS

Como consecuencia, cifran que entre 2010 y 2012 se destruyeron alrededor de 2.040 empleos, por lo que han destacado la importancia de esta campaña, que supondría "la creación de empleo en un sector ampliamente feminizado y en el que trabajan muchos jóvenes".

En esta iniciativa tendrá protagonismo la acción individual, para lo que distribuirán cartones postales para enviar a las compañías para que garanticen el uso "real" y preferente del gallego e incidirán en la necesidad de solicitar que toda la documentación esté en gallego. Además, recogerán firmas con mesas y por Internet, y remitirán reclamaciones colectivas ante las grandes compañías.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.