El tenista español Rafa Nadal, actual número 4 del ranking mundial, ha comentado tras perder este jueves ante Fabio Fognini (6-4 y 7-6) en los octavos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-63º Trofeo Conde de Godó que ha jugado "mal" y que para él es "un golpe" quedar fuera del torneo en esta ronda y sobre todo por no poder "dar continuidad" al buen juego y sensaciones que tuvo en Montecarlo, donde cayó en semifinales contra el número uno, Novak Djokovic.

"He jugado mal, no he conseguido jugar como quería, jugar agresivo, he fallado más de lo habitual y no he conseguido mantener la ventaja que tenía en los momentos que tenía, con tres veces 'break' en el segundo set llegar al 5-5 es un desastre. Aceptar la situación, viniendo como venía de Montecarlo es un golpe para mí", manifestó en rueda de prensa.

Tras la derrota, aseguró pensar ya en seguir mejorando, en no darse por vencido y en recuperar su mejor nivel cuanto antes. "Acepto el reto y el día negativo que ha sido hoy, y miro hacia adelante para Madrid. No queda más remedio, aceptar o morir, y acepto porque quiero darme opciones para el futuro. No he estado como tenía que estar, queda trabajar", argumentó.

"No cambia nada si lo ha ganado Fognini o lo he perdido yo, él está en cuartos, le felicito, y pronto estaré en Palma. Acostumbrado a perder estoy, es un deporte en el que se pierde casi cada semana, se pierde más que ganas. Es un día duro para mí, no he podido dar la continuidad a mi juego que tenía, ahora a intentar coger la línea de nuevo", recalcó el de Manacor.

Y es que si la semana pasada en Montecarlo fue positiva, esta es "negativa". "Estoy un poco triste por no dar continuidad a la mejor semana que había tenido. Pero hay que intentar coger las buenas sensaciones de Montecarlo y a ver si puedo dar más, de lo que siento que puedo hacer y no soy capaz", argumentó en este sentido.

"El único mensaje de esperanza es que voy a trabajar para darme más oportunidades este año en lo que viene y tengo el presentimiento de que los altibajos que he tenido desde que he vuelto de las lesiones tarde o temprano verá su fin. Cogeré una línea de juego regular, que yo me sienta bien con ella, y esta semana era una oportunidad de consolidarme que no ha podido ser", lamentó.

Como argumentos de su mal partido, comentó que no consigue "penetrar con la pelota". "No consigo impactar la bola y ponerla donde quiero, y así mi juego es vulgar. En Montecarlo no lo fue, perdí con Djokovic con un resultado engañoso y gané a Ferrer. Hoy, con una derecha que no es la que dice mi ranking ni mi carrera, he perdido. Necesito que mi derecha penetre más a mis rivales, no tengo el control del punto", manifestó al respecto.