La Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha denunciado el reparto de escaños por circunscripción que ha hecho el Consejo Nacional Electoral basándose en las proyecciones demográficas para final de año porque —según su versión— resta diputados a las regiones gobernadas por la oposición y otorga más a las oficialistas.

El CNE ha difundido esta semana el reparto de los 163 que forman la Asamblea Nacional (AN) y que este año, previsiblemente en otoño, aunque aún no hay fecha oficial, se renovarán por completo en unas elecciones en las que, por primera vez en 15 años, el 'chavismo' podría perder su mayoría.

El reparto de escaños realizado por el CNE se basa en las proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que calcula que la población venezolana hacia el próximo mes de diciembre será de unas 30.825.782 personas.

El INE valora el reparto por regiones de la población venezolana y, conforme a ello, las autoridades del CNE diseñan las circunscripciones electorales y otorgan el número de escaños que corresponde a cada una de las mismas.

Destaca el caso de Miranda. En este estado, gobernado por el ex candidato presidencial de la MUD, Henrique Capriles, el circuito electoral número dos (integrado por los municipios de Baruta, Chacao, El Hatillo y Leoncio Martínez) han pasado de dos a uno, al igual que el seis (Valles del Tuy).

En cambio, en Barinas, cuyo gobernador es el 'chavista' Adán Chávez, en estas elecciones legislativas sus vecinos del circuito uno (Barinas, Rojas, Arismendi, Sisa, Torrealba y Obispos) estarán representados por tres diputados, en lugar de dos.

En Nueva Esparta, cuyo gobernador es el oficialista Carlos Mata, la circunscripción uno (Macanao y Tubores, entre otros municipios menores) tendrá dos diputados en lugar de uno, según ha informado el diario venezolano 'El Nacional'.

Misión vivienda

La MUD ha denunciado que, esta vez, el criterio utilizado por el INE para estimar el volumen y la distribución demográfica ha sido "la construcción de viviendas". De modo que en las regiones donde se ha estimulado la construcción gracias a la Misión Vivienda, en su mayoría las gobernadas por el 'chavismo', la población crecerá; mientras que en las demás, las gestionadas por la oposición, se reducirá.

Este criterio de valoración ha dado como resultado, según la MUD, que los estados y municipios en los que gobiernan los partidos políticos de esta coalición opositora, el CNE haya reducido el número de escaños, al tiempo que ha aumentado los diputados en las circunscripciones 'chavistas'.

La MUD también ha denunciado que en las circunscripciones electorales en las que el INE estima un aumento de la población para diciembre, en cambio, augura un descenso en el número de habitantes para junio de 2016, lo cual —a su juicio— resulta "inconsistente".

El INE ha explicado que esta diferencia obedece a que las bases que utiliza para las proyecciones de diciembre —que son las que usa el CNE para las circunscripciones electorales y que son reservadas— son distintas a las usadas para los informes de junio —que son las únicas públicas—.

"Tienen datos sin soportes estadísticos", ha dicho Aníbal Sánchez, técnico electoral de la MUD. "En el municipio de Urdaneta, en Aragua ('chavista'), la población crecerá un 28 por ciento. Pero luego pierde todos esos habitantes en junio de 2016. ¿A dónde se van? ¿La Misión vivienda entrega casas rodantes?", ha cuestionado.

Observación internacional

Así las cosas, la MUD ha denunciado lo que considera "una manipulación" del censo electoral en una carta dirigida al CNE y ha amenazado con llevar su protesta a la Organización de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas y la Unión Europea.

"Instamos al CNE a solicitar una auditoría de las proyecciones recibidas del INE. La credibilidad del INE como proveedor de cifras para la planificación de políticas públicas y del CNE como garante de la transparencia de los procesos electorales están en juego", han dicho.

Además, de al CNE, la MUD ha enviado esta carta a los embajadores de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) que ejercen de mediadores en el diálogo político venezolano —Colombia, Ecuador y Brasil— y a la Nunciatura Apostólica.

Por otro lado, la coalición opositora ha insistido en la necesidad de que, al margen de la UNASUR, otras organizaciones regionales e internacionales, como la OEA, la UE y la ONU, envíen una misión de observación a las elecciones legislativas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.