La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2015 ha mostrado, según UGT en Aragón, un deterioro del mercado de trabajo, más acentuado en España que en esta comunidad autónoma, a través de la contracción de la población activa y de la destrucción de empleo.

El dato más negro ha sido la destrucción en el conjunto de la economía española de 114.000 puestos de trabajo, de los cuales 2.000 corresponden a Aragón, ha señalado el sindicato.

"Lejos del mensaje triunfalista del Gobierno, la disminución del número de españoles que se declaran dentro del mercado de trabajo indica la escasa confianza que despierta la incipiente recuperación económica", ha argumentado el sindicato en una nota de prensa.

Desde UGT han agregado que los números de la economía española arrojan 127.000 activos menos en el trimestre, 114.000 empleos menos y, como resultado de las cifras anteriores, 13.000 parados menos. Aunque las cifras anuales son mejores, lo cierto es que el número de parados se resiste a bajar de los 5,5 millones, y ello con un mercado de trabajo estancado, que apenas ha crecido en el número de activos.

El mercado de trabajo aragonés está aquejado de "parecidos males". El sindicato ha referido que el trimestre arroja casi 3.000 activos menos y 2.000 ocupaciones perdidas, lo que permite hablar de 1000 parados menos. En términos anuales, la desaparición de 5.000 activos ha permitido que con 23.000 nuevas ocupaciones el paro disminuya en 28.000 personas. Esa falta de actividad hace que el balance de legislatura se cierre con 25.000 empleos menos en Aragón.

UGT ha considerado que el mercado de trabajo español, y el aragonés, "muestran todavía una gran fragilidad, que unida a la mala calidad del empleo que se crea, tanto por su temporalidad como por su retribución, dibuja un panorama de pesimismo respecto a una sólida recuperación económica".

Por ello, se hace necesario cambiar las políticas laborales para mejorar la calidad del empleo. "Es preciso reforzar las políticas activas para incorporar al mercado de trabajo a jóvenes, mujeres, parados de larga duración y a aquellos que, desanimados, lo han abandonado".

El sindicato ha concluido diciendo que "hay que mejorar los salarios para consolidar una demanda interna que permita dar continuidad a la recuperación. Los esfuerzos públicos deben orientarse hacia políticas industriales que propicien un nuevo modelo productivo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.