La Policía Foral ha detenido en los últimos días a dos personas como presuntas autoras de un delito contra la salud por tráfico de drogas al estar relacionadas con las 64 plantas de marihuana encontradas en el interior de una nave industrial de la antigua planta de Ofitas, ubicada junto a la Ronda de Pamplona (PA-30).

Los detenidos son R.M.C.B., de 43 años y vecino de Pamplona; y E.E.J., de 38 años y vecino de Berriozar. La Policía Foral ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

La noche del pasado 16 de abril una patrulla de la Policía Foral observó la presencia de dos personas, un camión y un turismo dentro de la finca de la antigua planta de Ofitas, a la que habrían accedido tras romper una valla.

Los agentes identificaron a estas personas y encontraron en el interior del vehículo un manojo de llaves que abrían candados de acceso a varias dependencias de uno de los edificios de las instalaciones.

Tras inspeccionar el edificio, los policías hallaron una dependencia donde encontraron 64 plantas de marihuana, además de un sofisticado sistema de cultivo con filtros, transformadores, ventiladores, radiadores y lámparas.

Delito de hurto

Por otra parte, la Policía Foral ha detenido recientemente en Arre (Ezcabarte) a otras dos personas como presuntas autoras de un delito de hurto de uso de vehículo cometido en una localidad de La Rioja.

Los detenidos son R.E.G., de 34 años y vecino de un municipio de la Ribera Alta; y R.E.E., de 24 años y vecina de Calahorra. Los hechos han sido puestos en conocimiento del juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona.

El pasado 15 de abril, una patrulla de la Policía Foral acudió a Arre por el aviso de varios vecinos que alertaban de la presencia de un vehículo sospechoso que se encontraba estacionado en una calle de la localidad con el motor en marcha durante mucho tiempo.

Cuando llegaron al lugar, los agentes identificaron a las dos personas que ocupaban el vehículo, un varón y una mujer. Una de ellas portaba documentación que pertenecía al titular del vehículo, entre la que se encontraba el DNI, el permiso de conducir y varias tarjetas de crédito. En el vehículo, los agentes encontraron material que podría ser empleado para obtener carburante de los depósitos de vehículos y un aparato de música escondido, según ha explicado el Gobierno de Navarra.

Tras realizar la correspondiente investigación, la Policía Foral comprobó que el vehículo había sido sustraído en una localidad de La Rioja y que su propietario había denunciado la desaparición en el cuarte de la Guardia Civil de Calahorra.

Consulta aquí más noticias de Navarra.