El sindicato UGT Andalucía considera "totalmente acertada" la decisión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de priorizar a la mujer en caso de empate en las oposiciones, porque, a su juicio, la aplicación de medidas de acción positiva para las mujeres "es algo fundamental para conseguir en nuestra sociedad una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres".

Así, y a través de un comunicado, el sindicato indica que el hecho de que en las oposiciones que acaba de convocar el SAS se establezca que en determinadas especialidades en las que las mujeres están subrepresentadas, en caso de empate en la puntuación total, se atienda, como tercer criterio de desempate a la discriminación positiva de sexo femenino, "responde a la aplicación de medidas de acción positiva para favorecer a las mujeres a las que se hace referencia tanto en la legislación vigente de igualdad estatal y autonómica, como por la jurisprudencia europea, que legitiman este tipo de medidas siempre que éstas sean proporcionales, motivadas y temporales".

"Que respondan a una discriminación de partida que fundamente la acción, es decir, que esté motivada, es evidente que en este caso lo está, pues son puestos masculinizados, tradicionalmente ocupados por hombres", argumenta UGT, que añade que es "obvio" que se favorezca proporcionalmente, pues entiende que la igualdad de méritos y capacidades entre dos personas de distinto sexo "se va a dar de forma extremadamente residual, porque es muy difícil que se dé entre un opositor y una opositora un empate en la nota de oposición y, posteriormente, en cada uno de los apartados del baremo de méritos".

Además, UGT considera que esta acción es temporal puesto que es aplicable en este concurso oposición en concreto, y "entendemos que es viable en la medida de que se aplicará solo mientras persistan las diferencias entre mujeres y hombres en estos puestos", apostilla.

En UGT Andalucía, "nos parece increíble que aplicar un criterio de justicia escandalice aún, pues para algunos sectores conservadores y machistas, es preferible que el criterio de desempate sea el orden alfabético de un apellido, a que se favorezca a las mujeres en puestos donde están infrarrepresentadas".

En este sentido, añade que parece que "se olvida que estamos hablando de personas con exactamente los mismos méritos (de concurso y oposición), y que no se promociona a las mujeres simplemente por ser mujeres, sino que entre dos candidaturas equivalentes ante las cuales hay que elegir, se reconoce que existe una situación desigual de partida entre los sexos y se fomenta a la mujer, que es quien está en desigualdad social y laboral con respecto a los hombres".

De este modo, para UGT quienes cuestionan o critican la aplicación de medidas de acción o discriminación positiva, lo que están haciendo "es negar que existe una discriminación estructural hacia las mujeres en nuestra sociedad".

"Si estuviéramos en una sociedad igualitaria, estas medidas no serían necesarias ni justas, pero las mujeres tenemos más desempleo, más precariedad, optamos a muchos menos puestos de trabajo que los hombres y peores, y hay poquísimas mujeres en puestos de dirección", manifiestan desde UGT, toda vez que apunta que estas medidas de discriminación positiva "no solo son justas, sino fundamentales para que las mujeres opten a puestos en los que están subrepresentadas".

"Cualquier organización sindical que se precie de defender la igualdad entre mujeres y hombres tiene que ser defensora a ultranza de estas medidas que favorecen la igualdad real y efectiva, para la consecución de un principio de justicia universal que es la igualdad entre los sexos", concluye UGT.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.