El sector vitivinícola español ha pedido a los eurodiputados españoles que voten en contra de la moción que amenaza con poner en contra tanto el apoyo con fondos públicos como las promociones incluidas en el plan de apoyo del sector vitivinícola, según ha informado la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas en un comunicado.

La petición ha sido firmada por la Conferencia Española de consejos Reguladores Vitivinícolas, la Federación Española del Vino y las organizaciones agrarias Asaja, COAG, Cooperativas Agroalimentarias de España y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). En ella, las organizaciones han manifestado la enorme preocupación que existe entra las bodegas y los viticultores españoles.

Asimismo, las entidades firmantes señalan que la propuesta de resolución plantea una reorientación de la estrategia de la Unión Europea en materia de alcohol y salud "profundamente injusta" en aspectos como la promoción o el etiquetado, que podrían perjudicar gravemente al sector del vino español.

Además, han denunciado que la moción, que se debatirá el próximo día 28 en el Parlamento Europeo, trata de promover medidas desproporcionadas como un precio mínimo o advertencias sanitarias en el etiquetado sobre cuya eficacia no hay evidencia científica y que atentan contra el mercado único europeo y la libre competencia.

La moción también propone que las bebidas con contenido alcohólico estén obligadas a contener en el futuro información nutricional e ingredientes en su etiquetado, una medida que "supondría romper el consenso comunitario" que ha existido durante años para eximir al vino de esta obligación dada su propia especificidad.

Los representantes de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas han asegurado que de adoptarse esta propuesta se estaría poniendo en riesgo la actuación comprometida y responsable en materia de prevención y educación que el sector del vino lleva años desarrollando en el marco del programa europeo 'Wine in Moderation', en el que España ha sido el más activo.

En este contexto, consideran que también se está haciendo peligrar el intento trabajo de las bodegas y denominaciones de origen para aumentar las cifras de consumo de vino en España, que está en mínimos históricos, así como para facilitar el acceso a mercados exteriores.

"El vino ha de ser considerado de manera diferenciada en el conjunto de las bebidas alcohólicas, fruto de su especificidad legislativa y de que su consumo moderado está contemplado como parte de la dieta mediterráneo", reivindicaron las organizaciones sectoriales.

Junto a esta petición, estas mismas organizaciones han enviado otra misiva al ministro español de Sanidad para trasladarle su preocupación de que el debate que se está produciendo en la instituciones europeas se asiente sobre "falsas evidencias" y le recordaron que la actual propuesta es "incompatible" con la legislación de la Unión Europea.

El sector vitivinícola español está convencido de que es compatible proteger la salud y evitar los daños que provoca el consumo abusivo de alcohol en la sociedad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.