El candidato del PP a la Presidencia de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ha definido el pacto que previsiblemente firmarán este sábado PSOE, UPyD, Ganar la Región de Murcia, Podemos y Ciudadanos como de "reparto" y que, a su juicio, "evidencia las ansias de algunos por llegar al sillón como sea".

Así, Pedro Antonio sostiene que es un pacto de "intercambio de sillones y garantizar gobiernos con acuerdos de mesa de camilla". "Son pactos opacos que benefician a unos pocos y pueden perjudicar a Murcia durante cuatro y Murcia no puede perder ese tiempo para que unos pocos lo ganen", ha alertado.

En una entrevista concedida a Europa Press, el candidato 'popular' a la Presidencia murciana ha advertido que su partido "es el único en la Región que garantiza esa estabilidad, esa tranquilidad para todos". "Lo demás es una especie de tutifruti político de sabor amargo, porque además pactan contra", ha incidido.

La lectura que ha hecho el PP, desde su candidato, sobre este pacto es que va en contra de, en el sentido de que mientras que los 'populares' van hacer una campaña de "propuestas a favor de los murcianos", esto es un "pacto en contra de y Murcia necesita de políticos que remen a favor del futuro y no vayan en contra de nadie".

En clave política, Pedro Antonio ha confesado su apuesta por los acuerdos pero en cuestiones concretas que, sin duda, beneficien a los murcianos. En este sentido, se ha definido como una persona de acuerdos pero "sobre la base de un programa político de propuestas concretas para los ciudadanos".

"Me gusta el pacto con el millón y medio de murcianos", ha afirmado Pedro Antonio, quien advierte que el AVE, el agua, cuestiones, en definitiva, relativas a sanidad, educación o infraestructuras son "irrenunciables" y es precisamente ese el pacto que le interesa.

Recuerda, al hilo, que la idea de este pacto, que nace a iniciativa del Foro Ciudadano, ya tiene precedentes, como el Pacto del Tinell con el que se configuró el gobierno tripartido en Cataluña. Las consecuencias, relata a Europa Press, "fueron una gestión nefasta que hundió las cuentas en Cataluña y que hizo que esa región fuera una parte de España que se desprestigió con mala imagen internacional".

Por ello, destaca que "ahora la recuperación económica es incipiente y por fin se ven los resultados, las reformas de la políticas del PP en unos momentos complicados con la adopción de unas decisiones que fueron duras, pero el tiempo nos ha dado la razón".

En su opinión, en este contexto "alguien debe plantearse si hoy hubiera gobernado la izquierda cómo estaríamos", en lo que no duda en poner de manifiesto que "absolutamente peor".

Los ciudadanos, ha subrayado, "dieron un encargo al PP hace tres años y medio para salir de la crisis y al final estas cosas dan buenos resultados". "Estamos saliendo pero queda mucho por hacer, hemos dejado de caer e iniciado la recuperación pero para ello es fundamental estabilidad política que genere confianza", ha enfatizado Pedro Antonio.

Igualmente, ha dejado claro que "los próximos cuatro años son cruciales y que Murcia debe aprovecharlos para que la recuperación sea real y llegue a todos, se traduzca en mucho más empleo de calidad". "Hacen falta políticas serias con gobiernos estables que generen confianza", ha insistido.

En conclusión, ha vuelto a reiterar que los tripartidos "se convierten en repartitos y serán una solución para unos pocos pero perjudica a la mayoría". "Nos jugamos mucho el próximo 24 de mayo y se trata de pensar en manos de quién ponemos el futuro de la Región y esas manos tienen que generarnos confianza y estabilidad", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.