El Gobierno de Canarias se ha congratulado del informe presentado ayer por el BBVA sobre la situación de la economía de las islas, y espera que la mejoría de las cifras macroeconómicas que prevé esta entidad se traslade a la familias y a las pequeñas y medianas empresas.

Según recoge el informe de BBVA Research, la economía canaria crecerá un 3,3% en 2015 y recuperará la mitad del empleo perdido durante la crisis gracias a la creación de 60.000 puestos de trabajo entre este año y el siguiente,

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo canario, Martín Marrero, señaló que estos datos macroeconómicos "son, si bien no una condición suficiente, sí una condición necesaria para que la mejoría de la economía canaria se extienda a las escalas individual, familiar y de las pymes".

En este sentido, Martín Marrero quiso dejar claro que, sin mejoría de las grandes cifras, "es imposible que mejoren las cifras microeconómicas, que afectan individualmente a los habitantes de la Comunidad Autónoma, a las familias y a las empresas".

El factor a resolver, según el portavoz, "es que la mejora de las cifras macroeconómicas no se trasladan de forma instantánea a las economías domésticas o empresariales", algo que, en su opinión, es "absolutamente necesario".

"Como la construcción de una casa, los cimientos no son suficientes para terminar una edificación, pero sí son imprescindibles para que se pueda producir", indicó.