Avilés ha iniciado los pasos para constituir el parque tecnológico Isla de la Innovación, que se extenderá por el Parque Empresarial Principado de Asturias, el entorno de la ría y llegará hasta La Curtidora. La idea, presentada este jueves, supone aprovechar los centros que ya existen para crear una unidad que haga que la ciudad se relance como un espacio de investigación.

El proyecto, que será gestionado por La Curtidora, por lo que no tendrá costes iniciales, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Avilés, la Universidad de Oviedo, el Centro Tecnológico de ArcelorMittal, el ITMA, varias empresas asentadas en la zona y los firmantes del Avilés Avanza. Abarca un espacio de 45.000 metros cuadrados, parte de los cuales pueden explotarse en el futuro.

La idea, según ha explicado la alcaldesa de la ciudad, Pilar Varela, aunar los esfuerzos hasta ahora individuales para aprovechar la potencialidad de Avilés y que éste parque sirva de paraguas a futuros proyectos, que a su vez deriven en la creación de puestos de trabajo.

Al constituirse como parque se da la posibilidad de acceder a ayudas económicas de la Unión Europea y con ese objetivo se presentará el parque empresarial Isla de la Innovación el próximo mes de junio en Vigo en la asamblea de la Asociación de Parques Tecnológicos de España.

"Ya tenemos los mimbres para construir un gran polo de innovación: industria de materiales, nanometales, energía y empresas de base tecnológica", ha indicado Varela. El director del ITMA, Iñigo Felgueroso, ha apuntado que en la actualidad en el espacio del parque hay unas 300 personas trabajando en I+D+I, aunque probablemente haya más trabajando en este campo aunque no se registren como tal.

La Universidad de Oviedo y el Ayuntamiento de Avilés firmarán en los próximos días un convenio que fomentará la creación de programas formartivos de investigación e innovación en la ciudad y la participación de profesores y alumnos en los mismos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.