El portavoz del equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha informado este jueves de que el contrato de arrendamiento del Centro de Arte de la Tauromaquia (CAT)-Colección Juan Barco de la capital se está renegociando con el fin de adaptarlo a las condiciones que tiene que cumplir un acuerdo que se firma con una administración pública, como es el organismo supramunicipal.

Así, Salado, en su intervención previa antes del pleno ordinario, ha reconocido que las afirmaciones que el PSOE realizó este pasado miércoles, cuestionando la legalidad de dicho acuerdo, son "una media mentira", ya que "el contrato está evidentemente firmado", pero ha aducido que se corresponde al tiempo en que el Patronato de Turismo de la Costa del Sol —hoy Turismo Costa del Sol— era un ente privado.

Del mismo modo, el portavoz 'popular' ha manifestado que la cláusula de rescisión de contrato, que conllevaba una indemnización de un millón de euros para el coleccionista en el caso de romper el acuerdo antes de un periodo de 10 años, desaparecerá y en su lugar será sustituida por un canon que tendrá que abonar el concesionario. Además, se elaborará un informe jurídico, "como es preceptivo".

Por su parte, el portavoz socialista en el ente provincial, Francisco Conejo, ha apuntado que si el equipo de gobierno del PP va a modificar este acuerdo es porque "está admitiendo que el contrato no se ajusta a la legalidad". "Elías Bendodo al parecer se saltó la ley a la torera", ha añadido, incidiendo en que el acuerdo fue "lesivo" para el interés general de la Diputación y el Patronato.

En este sentido, el grupo socialista en la Diputación había presentado una moción urgente, apoyada por IU y rechaza por el PP, solicitando sendos informes a la Intervención y a la Secretaría General ante la falta de dichos estudios que garanticen la legalidad del acuerdo.

Además, Conejo ha exigido, que si se confirma que la firma del contrato no se ajustó a la ley, "se depuren responsabilidades", en referencia al presidente de la Diputación.

Igualmente, se ha mostrado sorprendido por el hecho de que se vaya a modificar el contrato, pero de que no se realice una convocatoria pública para sacar a concurso la explotación de la cafetería, el restaurante y la tienda de la que dispone el museo.

Asimismo, ha anunciado que si reciben la confianza de los ciudadanos para alcanzar el gobierno del organismo supramunicipal, estudiarían la anulación de dicho contrato y dedicaría la sede del CAT, ubicada en la plaza del Siglo de la capital, a "usos más sociales".

"Nos hemos opuesto a que la Diputación, en tiempos de crisis, impulsara un Museo Taurino y no compartimos que el edificio se dedique a este uso", ha rematado.

Por el contrario, Salado ha indicado que el CAT supone un ejemplo de "la buena gestión de la Diputación", puesto que ha traído "una obra de primer orden", disputada por otras ciudades, como Sevilla o localidades de Extremadura, y que Conejo "tendría que estar contento y feliz" porque se ha ampliado la oferta museística y cultural de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Málaga.