Unas 25.000 personas han celebrado en la campa de Villalar la fiesta popular del Día de la Comunidad en un ambiente festivo y lúdico y que, en esta ocasión, estuvo prácticamente ausente de reivindicaciones en comparación con años anteriores, en los que numerosos colectivos aprovecharon la jornada para trasladar sus protestas a la campa, según los datos facilitados hasta las 15.00 horas.

En concreto, según los datos aportados por la Guardia Civil a Europa Press hasta las 15.00 horas se han acercado a la campa unas 25.000 personas, 8.000 turismos y unos 15 autobuses.

La jornada amaneció con niebla y frío, una situación que mermó la presencia de ciudadanos en la zona de acampada de la campa, donde pasaron la noche en torno a unas 500 personas. No obstante, la situación meteorológica mejoró a lo largo de la jornada, lo que animó a miles de ciudadanos a acercarse al municipio para conmemorar el Día de la Comunidad.

Además de las tradicionales ofrendas florales al monolito que rememora el ajusticiamiento de los comuneros Padilla, Bravo y Maldonado por parte de partidos y formaciones políticas se pudo ver alguna consigna de grupos ecologistas que reivindicaba el cierre de la Central Nuclear de Garoña, el fin de fracking o miembros de las Brigadas de Extinción de Incendios en contra de la privatización del su servicio.

Más allá de estas pinceladas reivindicativas la jornada en la campa transcurrió en un ambiente festivo en el que las actuaciones musicales se mezclaron con diferentes actividades en las que los niños fueron los protagonistas.

El sonido de dulzainas han conformado la banda sonora de esta fiesta en la que los asistentes también han podido disfrutar de representaciones teatrales, bailes de jotas, zancudos, exposiciones y demás actuaciones que hicieron de la jornada un día de disfrute para los ciudadanos que pudieron además degustar los productos típicos de la Comunidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.