Niño comiendo
Una madre junto a su hijo, que está comiendo un plátano. GTRES

Los hogares monoparentales, es decir, los formados por un solo progenitor con sus hijos, han aumentado en 47.000 en un año y ya suman 1,75 millones, al tiempo que los compuestos por parejas y sus hijos se han reducido en 29.100, aunque siguen siendo mayoría con 6,3 millones, según datos del INE.

Esto refleja el cambio que se está produciendo en la sociedad española en la que, año tras año, aumentan los hogares monoparentales, los de personas que viven solas, los de parejas sin hijos y los de parejas de hecho.

Y al mismo tiempo se reducen los formados por parejas con hijos, los de parejas heterosexuales y los de parejas de derecho. Aunque todavía son minoritarios los que crecen y mayoría los que se reducen.

En el 41,8% de los formados por madres con hijos, la progenitora esta viuda Desde UGT y organizaciones como Save the Children recuerdan que la mayoría de los hogares monoparentales españoles están sustentados por una mujer y critican la falta de ayudas a este colectivo y su riesgo de pobreza y exclusión.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2014, los hogares monoparentales están formados, en su mayoría, por la madre con sus hijos (1,45 millones de los 1,74 millones), una cifra que contrasta con los 304.000 en los que es el padre el que vive con sus hijos.

Pese a esta diferencia, el número de hogares compuesto por madre con hijos ha crecido un 2,7% en un año, mientras que el de padres con hijos lo ha hecho un 3,2%. En dos de cada tres hogares monoparentales (67,3 %) el progenitor convive con un solo hijo.

La fotografía que los datos del INE permite hacer de los hogares monoparentales muestra que en el 41,8% de los formados por madres con hijos, la progenitora esta viuda y, en un 37%, separada o divorciada. El 11,7% de las madres que viven solas con su hijos son solteras y el 9,4% casadas.

Mayor de 40 años

Otro de los datos que destaca Estadística es que en más de la mitad de los 169.700 hogares de una madre soltera con sus hijos, ella es mayor de 40 años. Además, en uno de cada tres hogares monoparentales el padre o la madre tiene más de 65 años, mientras que los progenitores menores de 35 años apenas suponen el 5%.

En el 29% de los hogares del padre con sus hijos, los progenitores son menores de 50 años, mientras que en los de madres con hijos este porcentaje se eleva hasta el 37%. Según datos de UGT, el 90% de los hogares monoparentales y con hijos menores están sustentados por una mujer y son más pobres que el resto.

Por ello, desde distintas organizaciones como Save the Children se consideran insuficientes las medidas de apoyo a este clase de núcleos familiares, especialmente las compuestas por un progenitor con dos o más hijos.

Según esta organización el 38% de los núcleos familiares monoparentales vive por debajo del umbral de la pobreza. Además, la mayoría de ellos no tienen acceso a los cheques de ayuda diseñados para estos hogares, dado que entre los requisitos para conseguirlos figuran tener una actividad laboral o más de un hijo a cargo.

El pasado febrero, durante el debate sobre el estado de la nación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció un nuevo cheque familiar para familias monoparentales formadas por un progenitor y dos hijos.

Explicó entonces que se trataba de un cheque familiar similar a los aprobados para familias numerosas o con ascendientes o descendientes con discapacidad, y que se trataba de ayudas de hasta 1.200 euros anuales.

Según Save the Children, que cita datos de Eurostat, el 47,6% de los niños que viven en familias monoparentales están en situación de pobreza.