La presencia de toxinas en las rías gallegas, habitual en determinadas épocas como la primavera, continúa afectando a la extracción en los polígonos de bateas de mejillón de Galicia.

Así, en la jornada de este miércoles, aunque se determinó la apertura en uno en Sada (Ares-Betanzos) y en tres en Redondela (Vigo), se dictaminaron cerrados otros tantos en Arousa (A Pobra, Vilagarcía y Cambados), de acuerdo con el último informe del Intecmar.

En estas circunstancias, las rías de Baiona, Muros-Noia, Pontevedra y Corme-Laxe prosiguen sin actividad en la actualidad en todos sus polígonos mejilloneros.

En cuanto a Vigo, abrieron este miércoles los mencionados polígonos de Redondela (B, C y E), de modo que se unen al de Redondela 'A' (abierto el pasado viernes) y Cangas 'E' (desde el martes). El resto de polígonos continúan cerrados.

Por su parte, en la ría de Arousa ya hay varios puntos, en A Pobra, Cambados y O Grove, en las que se puede recoger el mejillón, aunque otros tantos polígonos se mantienen con el cierre administrativo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.