UGT ha insistido este jueves en que el descenso del paro en Baleares "se sustenta en la precariedad laboral que sufre la clase trabajadora", tras conocer los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Así, la responsable de Empleo y Formación del sindicato, Esperança Barceló, ha afirmado que las condiciones laborales de las personas que han salido del desempleo "no son de calidad", lo que provoca que la recuperación del mercado laboral sea "poco sólida".

Barceló ha puesto como ejemplo de precariedad el hecho de que de los 11.011 contratos parciales firmados en marzo más del 71% no llegaban a las 20 horas semanales. "No se puede hacer triunfalismo con estos datos y hay que recordar que durante los primeros meses del año había más de 130.000 parados en nuestra comunidad", ha criticado la dirigente sindical.

Ha añadido que para UGT "éste no es el camino de la salida de la crisis porque se está generando pobreza entre las personas que tienen un contrato y se está dejando de lado a una parte importante de la sociedad".

En este sentido, Barceló ha subrayado que es necesario resolver el "gravísimo problema de la pobreza laboral y de la exclusión social de las familias", por lo que ha reclamado otra política económica que priorice la reducción del paro, la creación de empleo de calidad, el aumento de los salarios y el establecimiento de una prestación de ingresos mínimos para proteger a las familias sin ningún tipo de ingresos.