El presidente del Congreso, Jesús Posada, entiende que haya diputados que "complementen" la retribución que perciben de la Cámara con otros ingresos, siempre que éstos procedan del sector privado y no tengan relación alguna con el sector público.

Así lo ha asegurado Posada en los pasillos del Congreso tras dejar claro que él es partidario de que sus señorías se dediquen en exclusiva a sus tareas parlamentarias y remarcar que, conforme a esta filosofía, en todos los años que lleva en la Cámara nunca ha pedido compatibilidad para desarrollar otras actividades.

El debate sobre la conveniencia o no de endurecer el régimen de incompatibilidades de los parlamentarios ha resurgido a raíz de la polémica abierta tras conocerse que el portavoz económico del PP, Vicente Martínez Pujalte, y el expresidente del Congreso y actual embajador en Londres, Federico Trillo, cobraron por asesorar a una constructora especializada en obra pública. Ambos insisten en que actuaron conforme a la ley y en que el Congreso les había dado permiso para esas actividades.

El régimen actual es "muy estricto"

Posada se ha mostrado conforme con el régimen vigente, que considera "suficiente" y, además, "muy estricto". "Ser diputado es incompatible con todo menos llevar su propio patrimonio y dar clases sin cobrar en la universidad. Quede claro que el régimen de incompatibilidades del Congreso es absoluto", ha aseverado.

Partiendo de esa base, ha explicado, los diputados pueden solicitar a la Cámara autorización para desarrollar determinadas actividades fuera del Congreso. Posada ha admitido que lo que a él le "gustaría" es que "el diputado se dedicara a su labor".

"Ahora bien —ha añadido—, creo también que hay que ser flexible y que, a aquellos diputados que no tienen unas responsabilidades importantes en su grupos, ya sean de la oposición o incluso del Gobierno, hay que facilitarles también esas relaciones".

Eso sí, ha remarcado que los que opten por pedir aval a la Cámara para actividades privadas, "tienen que ser conscientes de que nunca pueden establecer relaciones con el sector público porque siempre el permiso que se les da es con el sector privado".

Bajadas y congelaciones de sueldo

"Con la regulación actual es suficiente, dejando muy clara la incompatibilidad total con el sector público. Lo más importante, lo esencial, es que un diputado no puede utilizar su condición de diputado en su relación con el sector público", ha subrayado.

Además, el presidente del Congreso ha recordado que los diputados españoles tienen una remuneración de las "más bajas de la Unión Europea", que se bajaron el sueldo en 2010 y que llevan desde entonces con sus retribuciones congeladas.

"La remuneración del diputado es de las más bajas de la Unión Europea. A mí no me parece mal que complementen estos ingresos pero sobre todo llevando a rajatabla lo de que no puede haber ninguna relación con el sector público", porque eso "no sería éticamente correcto", ha resumido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.