La creación por parte del Ayuntamiento de Málaga de una red de economatos sociales y un plan de ayudas que beneficien a unas 5.000 familias al año, o un programa de acceso al trabajo garantizado, al que puedan acogerse al menos 2.000 personas en dos años, son algunas de las propuestas que ha defendido este jueves el candidato de IU-Málaga para la Gente a la Alcaldía de la capital y actual portavoz de Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla.

Así, ha expuesto un conjunto de medidas programáticas, distribuidas en tres ejes con los que ir hacia "un nuevo modelo de ciudad: una Málaga más democrática, más solidaria y que contribuya a la recuperación de espacios y servicios públicos".

Entre las medidas urgentes para garantizar los mínimos vitales a las familias sin recursos, Zorrilla, durante un desayuno informativo de Fórum Europa. Tribuna Andalucía, ha incidido en la creación de esa red territorial de economatos sociales, con productos de primera necesidad a un precio subvencionado.

El objetivo sería cubrir las necesidades de 5.000 familias al año, con ayudas, revisables cada tres meses, de hasta 200 euros mensuales para aquellas que determinen los Servicios Sociales municipales. Esta actuación supondría una inversión por parte del Consistorio de unos seis millones de euros anuales.

Tal y como ha precisado el alcaldable, esos seis millones de euros "es una cantidad relativamente importante si se compara con otros gastos", haciendo referencia expresa al derivado del "mantenimiento de los museos municipales, 12 millones al año, con la incorporación del Centre Pompidou y la Colección del Museo Ruso".

Alquiler de viviendas

Por otra parte, también plantea un plan de medidas urgentes para garantizar el alojamiento a personas sin vivienda o con riesgo de perderla, ya sea a través del parque municipal o con un programa que destine más fondos para ayudas para el alquiler, que podría beneficiar a 1.500 familias al año, con 300 euros mensuales. El coste anual para el Ayuntamiento sería de 5,4 millones.

Aumentar en 500.000 euros el fondo social de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) para garantizar este servicio básico es otra de las propuestas de Zorrilla, y también una ayuda de emergencia extraordinaria de hasta 95 euros por familia para el suministro de gas y de electricidad, pudiendo beneficiarse unas 3.000. En este caso, la aportación municipal anual sería de tres millones de euros.

En cuanto al transporte público, ha defendido ayudas para garantizar a todas las personas este servicio, y también bonos sociales para que familias sin recursos puedan utilizar las instalaciones deportivas municipales y disfrutar de los eventos culturales organizados por el Ayuntamiento.

Ante la "lacra" del desempleo, ha considerado que, aunque "no es un tema que se pueda solucionar sólo desde el Ayuntamiento, sí se puede hacer mucho más para aliviar la situación". Por ello, Málaga para la Gente incide en la puesta en marcha de un plan especial de acceso al trabajo garantizado, especialmente dirigido a los colectivos más castigados, tales como parados de larga duración y mayores de 45 años, mujeres y jóvenes.

A través de este plan, se daría trabajo directo y cualificación profesional al menos a 2.000 personas durante un periodo de dos años, lo que conllevaría un coste anual de unos 10 millones de euros. La implantación de este programa requeriría un replanteamiento de los recursos municipales dedicados al empleo y una reducción drástica de otras partidas; a su juicio, detrayendo de las más superfluas, se podrían ahorrar hasta 60 millones de euros.

La implantación de cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de los contratos municipales para garantizar "unos mínimos derechos laborales"; la defensa del pequeño comercio; un plan de regeneración de los polígonos industriales; preservar la cultura alimentaria malagueña a través de la potenciación de los mercados de abastos, o un plan de remunicipalización de los servicios privatizados actualmente, haciendo mención expresa a la limpieza, son otras de las propuestas de Málaga para la Gente.

También ha abogado por aquellos mecanismos que garanticen la participación de la ciudadanía tanto en la toma de decisiones como en la gestión. Para ello, ha defendido el uso de referéndums o consultas ciudadanas para temas de trascendencia, "una fórmula no utilizada hasta ahora únicamente porque no ha habido voluntad para ello", y con el compromiso de que sus resultados sean vinculantes; también de presupuestos participativos "reales", y de unas juntas municipales de distrito "llenas de contenido".

En las políticas para conseguir una Málaga más cohesionada y solidaria, Zorrilla ha abogado por situar en el centro de las mismas a las personas y por hacer frente a "las situaciones de pobreza, desempleo y precariedad que padecen", y es que, a su juicio, la gestión municipal del PP "ha abierto la brecha social".

La recuperación de los espacios y los servicios públicos para acabar con "el derroche de las ya endeudadas arcas municipales", y un cambio en la concepción de la movilidad hacia una mayor eficiencia y sostenibilidad son otros de los puntos resaltados por el candidato de IU-Málaga para la Gente. Así, ha apostado por la complementariedad del metro y de los autobuses urbanos y por la potenciación del uso de los carriles bici y de itinerarios peatonales.

Ha propuesto, igualmente, destinar los aparcamientos municipales del centro a residentes y trabajadores y los ubicados más en la periferia, a la rotación, "promoviendo así el uso del transporte público", según Zorrilla.

En su defensa de los barrios, Málaga para la Gente subraya la necesidad de su rehabilitación integral, rechazando "los parches electorales de última hora". Unas intervenciones que podrían ejecutarse en el marco del plan de empleo garantizado que propone.

CULTURA

Respecto a la cultura, Zorrilla ha dejado claro que ésta "es un bien común y no una simple mercancía", criticando "el afán electoralista derrochador" que ha guiado la gestión del PP al frente del Ayuntamiento de Málaga.

Por ello, ha planteado la elaboración de un plan director de museos, con un proyecto global, unos objetivos claros y definidos y una inversión proporcionada. También el aumento del presupuesto para las bibliotecas municipales y el apoyo a los creadores.

Zorrilla ha apostado por "un nuevo modelo de ciudad", para lo que son necesarios "nuevos objetivos" y, en consecuencia, "medidas concretas programáticas que sean decididas, dentro del marco de la legalidad vigente".

"Una Málaga más democrática, más igualitaria, más cohesionada, que atienda a todos los barrios por igual, que recupere los bienes públicos para la gente, más sostenible y habitable", ha manifestado.

El cabeza de cartel de Málaga para la Gente ha hecho hincapié en la necesidad de "una visión estratégica" por parte de todas las formaciones políticas: "tenemos que ser capaces de llegar a acuerdos programáticos mínimos para impulsar el amplio movimiento social que haga posible el cambio de un modelo de ciudad hoy por hoy agotado".

Por su parte, el exportavoz de IU en el Ayuntamiento de Málaga Pedro Moreno Brenes, encargado de presentar a Zorrilla en este desayuno informativo, ha resaltado su capacidad para ser alcalde de la ciudad. Así, ha puesto en valor "su honestidad intachable, su constancia y su capacidad, aunque sea una persona de izquierdas, para dialogar con quien no lo es".

Se ha mostrado "convencido" de que IU-Málaga para la Gente será "piedra angular" en el nuevo Gobierno municipal que salga de las elecciones del 24 de mayo. Además, ha ironizado diciendo que "María Gámez —candidata socialista— sería muy buena primera teniente de alcalde cuando Zorrilla sea regidor".

Consulta aquí más noticias de Málaga.