Iberdrola ha colaborado con Ibermática en el desarrollo de una solución informática basada en 'Big Data' para gestionar eficientemente el 'almacén de las curvas de carga', en donde se registran cada hora los consumos energéticos.

En concreto, este almacén es una base de datos que contiene la información transmitida a cada hora desde los contadores inteligentes que la eléctrica está incorporando en su red de distribución eléctrica, informó la tecnológica.

El análisis de estas curvas permite planificar, evaluar y controlar el consumo eléctrico y, por tanto, reducir los costes energéticos y las emisiones contaminantes.

Esta tecnología permite tratar la información de 240 millones de registros diarios de 11 millones de contadores. Esto supone anualmente un volumen estimativo de 90.520 millones de registros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.