La familia de Antonio Romero Arispón, de 56 años y natural del municipio sevillano de Marchena, sigue a la espera de novedades en cuanto al protocolo de búsqueda activado por las autoridades al ser denunciada su desaparición. Mientras se baraja la hipótesis de que este hombre haya desaparecido voluntariamente, la familia sigue a la espera de novedades, según ha manifestado a Europa Press una familiar de Antonio Romero Arispón.

Su hermano, Paco Romero Arispón, manifestaba este pasado miércoles a Europa Press que Antonio lleva desaparecido desde el lunes. Según explicaba, la esposa de Paco Romero Arispón denunció su desaparición este miércoles ante el cuartel de la Guardia Civil, tras transcurrir 48 horas sin que se conozca el paradero de este varón de 56 años de edad.

Tras las primeras investigaciones, los agentes de la Guardia Civil transmitían a la familia que Antonio, prescindiendo de su vehículo particular, subió al tren de las 6,45 horas con rumbo hacia la estación ferroviaria de Santa Justa, en Sevilla capital, según las declaraciones de varios testigos a los agentes que lo vieron bajar del tren en la capital hispalense. Hasta el momento, su teléfono móvil permanecería apagado, toda vez que hace pocos días cayó en desempleo, si bien su hermano descarta en principio que tal extremo haya motivado su desaparición.

La Guardia Civil, de cualquier modo, trabajaría sobre la hipótesis de que Antonio Romero Arispón habría desaparecido de modo voluntario.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.