Edificio okupado por Hogar Social Madrid
Una imagen de uno de los edificios okupados por el Hogar Social Madrid, del colectivo Ramiro de Ledesma. HOGAR SOCIAL RAMIRO DE LEDESMA

El centro okupado Hogar Social Madrid tiene apenas 24 horas antes de que sea desalojado, cuatro meses después de que la Policía procediera a expulsar al colectivo responsable del edificio de Tetuán en que habían situado su sede y que produjo numerosos altercados por su proximidad con centros okupados de extrema izquierda.

Tras aquel desalojo, el colectivo Hogar Social Ramiro de Ledesma, conocido y criticado por repartir alimentos y ayuda sólo a personas españolas, buscó un nuevo local para sus actividades "sociales". Sin embargo, el edificio elegido, propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social (en la calle Bretón de los Herreros) y antigua sede del Ministerio de Trabajo, tenía la particularidad de encontrarse en un proceso de venta a un titular privado que construirá en su lugar casas de lujo.

El colectivo asegura sin embargo que seguirá adelante con su laborAsí, cuatro meses después de ser ocupado, el juzgado ha emitido la orden de desalojo, que fija el lanzamiento para este viernes a las 10.30 horas.

Fuentes del colectivo Hogar Social Ramiro Ledesma han asegurado a 20minutos.es que no intentarán resistirse al desalojo, para el que ya se están preparando, aunque intentarán pararlo hablando con la comisión judicial, argumentando que "pierden su hogar once personas, gente sin techo que hemos acogido y que duermen aquí, que ya han sufrido otros desahucios o que dormían en la calle".

Según el colectivo además unas 150 familias, según apuntan de nacionalidad española exclusivamente, perderán una compra semanal de alimentos que su asociación les facilitaba. Para el colectivo de extrema derecha su desalojo se produce "porque hay mucho dinero de por medio" y por sus ideas políticas: "En Tetuán tardaron un mes en echarnos y ahora cuatro meses sin que haya habido incidentes, eso no se ha visto en ninguna otra ocupación".

El colectivo asegura sin embargo que seguirá adelante con su labor y que ocuparán otro edificio si no logran parar el desahucio. "Mientras tanto continuaremos con nuestra labor donde podamos, como en los parques, como ya lo hicimos antes".

El anuncio del desalojo ha provocado reacciones como la de la Asamblea Vecinal Antirracista Chamberí En Lucha, que ha emitido un comunicado en el que mostraba su "repulsa" al centro Hogar Social Madrid y denunciaba la "alarmante la complicidad de las autoridades públicas al haber permitido la permanencia de este grupo neonazi en Chamberí, no condenando sus actos violentos ni tomando medidas inmediatas para poner fin a esta situación".

Consulta aquí más noticias de Madrid.