Vivienda de la mujer desaparecida
Vivienda de la mujer desaparecida en Majadahonda. ATLAS

Los restos de sangre hallados en la vivienda de Majadahonda (Madrid) donde residió la mujer argentina desaparecida a primeros de este mes pertenecen a ella.

Según han informado fuentes de la investigación, los análisis de criminalística llevados a cabo por la Guardia Civil han determinado que esos restos, algunos de ellos encontrados en la bañera y otros en una trituradora, corresponden a la desaparecida, Adriana G., de 55 años y nacionalidad argentina.

Por este suceso permanece en prisión Bruno H., un español de 32 años que según las hipótesis que maneja la Guardia Civil pudo matar a la mujer, triturar sus restos y arrojarlos a un contenedor en bolsas de basura.

Este hombre padece problemas psiquiátricos por los que ha sido internado en varias ocasiones y desde hace años era el encargado de alquilar el piso de su tía, ubicado en la calle Sacedilla de Majadahonda en el que vivía la desaparecida.

La Guardia Civil desconoce por el momento el paradero de esta tía del desaparecido, ya que según él fue ingresada en una residencia pero por ahora no ha sido localizada en ninguna, según las fuentes.

Este jueves está previsto que la Guardia Civil inspeccione una finca de esta mujer ubicada en la localidad toledana de Santa Cruz de la Zarza, por si el detenido hubiese trasladado allí más restos humanos o algún otro elemento que contribuya a la investigación.

También está previsto que en las próximas horas el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Majadahonda levante el secreto de sumario que había decretado sobre la causa.

Ingresos pero no gastos en las cuentas de su tía

Las cuentas de la tía del acusado reflejan desde hace años ingresos pero no gastos, según la investigación de la Guardia Civil, que por el momento no descarta ninguna hipótesis sobre el paradero de la mujer.

Fuentes de la investigación han informado de que se continúa investigando si esta mujer, Lidia H.F., de más de 60 años, vive en alguna residencia o ha fallecido. Es la tía del arrestado y dueña de la vivienda que éste alquilaba en la calle Sacedilla de Majadahonda.

Por el momento se sabe que sus cuentas reflejan ingresos procedentes de la pensión pero no gastos, y que esta circunstancia se repite desde hace varios años.

Su sobrino aseguró que había sido ingresada hace tiempo en una residencia, pero por el momento no se la ha localizado en ninguna, y otros familiares -como el padre del arrestado, que es su hermano- no han podido precisar su paradero porque no tenían mucha relación con ella, según las fuentes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.