Diada de Sant Jordi.
Puestos de libros en la Rambla de Barcelona. AGENCIAS

Los gremios catalanes de libreros, floristas, panaderos y comerciantes han alertado del "intrusismo" que les amenaza durante la Diada de Sant Jordi, y han pedido a la ciudadanía que compre en sus comercios de proximidad.

En una rueda de prensa este martes, el secretario del Gremio de Floristas de Catalunya, Joan M.Guillem, fue el más contundente acusando de intrusismo a sectores no profesionales, con el consiguiente "maltrato" a las rosas y a las floristerías, que esperan vender siete millones de rosas --el 90%, rojas--.

Para la jornada, el gremio ha puesto en marcha la campaña 'Qualitat i professionalitat' y, así, aportar una garantía de calidad de las rosas, el 60-70% de las cuales llegan de Colombia y Ecuador, aunque también proceden de Holanda, Kenia y Catalunya.

Según Guillem, existe una "sobresaturación" de flores durante Sant Jordi, que amenazan con convertir la jornada en un elemento puramente comercial y con una viabilidad complicada para los próximos años, y celebró que la Guardia Urbana de Barcelona haya suspendido 3.000 licencias a estudiantes que iban a poner en circulación otras 900.000 rosas.

No "desmerecer" la festividad

El presidente del Gremio de Panaderos de Barcelona, Jaume Bertrán, explicó que 1.200 panaderías venderán el pan de Sant Jordi hecho con queso, sobrasada y nueces, y pidió a la ciudadanía "no desmerecer esta fiesta multitudinaria con cosas de imitación" y comprar el pan en lugares de calidad.

Los libreros esperan que la jornada sea un "empuje" para el sector del libro Las panaderías agremiadas no ponen colorantes de ningún tipo en estos panes, presentes en las diadas de Sant Jordi y del 11 de Setembre los últimos 27 años.

El representante del Gremi de Llibreters de Catalunya Pere Fàbregues confió en que la jornada sea un "empuje" para el sector del libro que pueda confirmar los síntomas de recuperación económica.

La jornada contará con el apoyo especial de Renault, que pondrá a disposición de los libreros bolsas con la leyenda 'Los libros son motores para los sentimientos', ha explicado Fàbregues en la rueda de prensa, que ha empezado con un minuto de silencio por la muerte de un profesor a manos de un alumno.

La Guardia Urbana de Barcelona reforzará en la calle las patrullas, que esta vez estarán más dedicadas a la Diada, y vigilarán que las paradas de venta de flores, panes y libros tengan la autorización debida, explicó el intendente portavoz, Carles Reyner.

Dada la afluencia de personas en el centro de la ciudad, la Urbana también tendrá un dispositivo de tráfico en las zonas céntricas de La Rambla --que se cortará al tráfico cuando haya mucha gente--, en la rambla Catalunya --una vez más no habrá tráfico rodado-- y en el paseo de Gràcia.