El juzgado de instrucción número 7 de Vigo ha dictado auto de sobreseimiento provisional y parcial de la causa contra el interventor del Ayuntamiento de Vigo, Luis García Álvarez, y su antecesor, Juan Ramón González Carnero, que hasta ahora estaban imputados en una investigación sobre el supuesto 'enchufe' de la cuñada de la teniente de alcalde, Carmela Silva.

Según el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, "no existen indicios" de la participación de ninguno de los dos funcionarios en los delitos objeto de investigación (tráfico de influencias y prevaricación), por lo que ha ordenado el sobreseimiento.

La jueza explica que, en ese procedimiento, se investigan los contratos menores de servicios concertados entre el Ayuntamiento y la empresa Imesapi, entre 2008 y 2013 (un total de 9). Los dos interventores fueron imputados en su día y se les citó a declarar para conocer su habían concurrido en una deliberada omisión de sus deberes de control y fiscalización interna.

Tras escuchar sus declaraciones y analizar la documentación, la titular del juzgado ha señalado que ambos interventores conocieron de esos contratos, aunque no de todos, ya que cada uno intervino en "cuatro o cinco", y todos estuvieron separados entre sí por un lapso de tiempo.

No suficientes indicios

Asimismo, tras atender a las explicaciones del alcance de sus intervenciones en esos expedientes, la jueza ha concluido que "no se concitan de forma suficiente indicios de la deliberada omisión de sus deberes de control". Por ello, ha acordado el sobreseimiento provisional y parcial de la causa respecto de Luis García y Juan Ramón González Carnero.

Se mantiene, no obstante, la imputación del jefe de área del departamento de Empleo y Participación Ciudadana, y de la familiar de Silva. Ambos, además de los interventores, declararon el pasado 10 de abril en el juzgado.

Nuevos testigos

Carlos González Armada, portavoz de la Plataforma Xuntos, asociación que presentó ante la Fiscalía la denuncia por el supuesto 'enchufe' de la cuñada de Silva (y que está personada en la causa), ha confirmado que no presentarán recurso a la decisión de la jueza, a la espera de que comparezcan nuevos testigos, y porque "sería malgastar tiempo y energía".

A ese respecto, ha confirmado que la instructora ha aceptado la prueba documental propuesta por Xuntos, así como la comparecencia de responsables de Imesapi. Sobre su petición de que se cite a varios concejales (entre ellos Carmela Silva), González Armada ha apuntado que "la jueza prefiere esperar a escuchar primero a otros testigos".

INVESTIGACIÓN

La investigación se inició a instancias de la Fiscalía, después de recibir una denuncia de Xuntos sobre supuestas irregularidades en la contratación de personal en el Ayuntamiento y en empresas que prestan servicios para el Ayuntamiento ('enchufes').

El ministerio público centró su actuación en el caso de la empresa Imesapi, que gestionó los centros cívicos municipales entre 2008 y 2013, y en la que fue contratada la cuñada de Silva. Según algunos testigos, esta persona habría estado en nómina durante esos años, sin haber ido a trabajar más que unas pocas semanas.

En su declaración del pasado 10 de abril, todos los imputados negaron formar parte de ninguna trama y rechazaron haber cometido irregularidades, al tiempo que responsabilizaron a Imesapi de las contrataciones de sus trabajadores. En el caso de la familiar de la teniente de alcalde, señaló que su relación laboral con la empresa consistía en cubrir bajas y vacaciones.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.