Accionistas minoritarios de Bankia, muchos de ellos representados por abogados, han intervenido este miércoles en la Junta General que se celebra en el Palacio de Congresos de Valencia para reclamar el dinero que invirtieron.

Los trabajadores, también presentes, han destacado la labor que han desarrollado, dando "la cara" por la entidad, y han exigido una mejora de sus condiciones laborales.

Varias acusaciones de "robo" y "ladrones" se han escuchado en la reunión, donde han intervenido unas 40 personas. Muchos pequeños accionistas han dicho haber sido "engañados" por la entidad, que les ha "quitado" su dinero y han asegurado que algunas personas han fallecido por este motivo.

Asimismo, han criticado la salida a Bolsa de la entidad, mientras varios abogados han advertido de "malas prácticas" y han dicho que algunos accionistas lo han sido "a la fuerza".

"Tres años de angustia y sufrimiento"

Por su parte, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha defendido que el proceso de salida a Bolsa fue "correcto" y "eso estamos defendido en sede judicial y lo estamos haciendo con argumentos sólidos", ha manifestado.

Una de las intervinientes ha recordado que durante tres años ha preguntado en la Junta cómo era posible que hubieran convertido a su madre en accionista "después de haber fallecido", y ha valorado que ya cuenta con una sentencia favorable y ha podido recuperar el dinero. Al presidente de Bankia le ha dicho que si le hubieran devuelto el dinero con anterioridad habrían ahorrado a su familia "tres años de angustia y sufrimiento" y a la entidad "12.000 euros en costas".

En esta misma línea, Amadeo Camarero, otro accionista y exempleado de Caja Madrid, ha pedido a la entidad que devuelva todo el dinero porque así "se ahorrará los costes judiciales". Del mismo modo, ha denunciado que "Bankia ha robado a pequeños ahorradores que tenemos que ayudar a nuestros hijos que están sin trabajar".

"Muchísimo más de lo que vale"

Aurora Martínez, de la Plataforma por una Banca Pública, ha señalado que los ciudadanos han pagado por Bankia "muchísimo más de lo que vale", por lo que considera que "Bankia es de los ciudadanos". Al respecto, ha propuesto que este banco se convierta en "el germen de una verdadera banca pública, que actúe como un servicio ético, de calidad y sostenible". También ha reclamado una auditoría pública en la entidad.

Goirigolzarri, posteriormente, ha hecho referencia a las quejas de clientes que tienen problemas con sus pagos y ha destacado que el "objetivo" de Bankia es siempre intentar alcanzar "una solución". En este sentido, ha explicado que ha habido 100.000 casos en los que se han cambiado las condiciones de hipotecas para "facilitar el pago"; 6.000 daciones en pago y se ha procedido a la "adecuación" de 45.000 créditos al consumo.

Sobre los productos híbridos, ha explicado que sus poseedores sufrieron descuentos "por una imposición de la Comisión Europea", y ha destacado que el proceso de arbitraje ha sido "muy bueno para la inmensa mayoría de los poseedores de híbridos".

En este sentido, ha puntualizado que de las 183.248 solicitudes presentadas en arbitraje 133.475 han obtenido resolución positiva para el cliente. En cualquier caso, ha recordado que hay casos en sede judicial, pero ha asegurado que "el resultado de las demandas judiciales no afectarán a Bankia porque tenemos establecido un tope para lo referente a los productos híbridos".

La junta de accionistas de la entidad ha aprobado el pago del primer dividendo de la historia de Bankia, de 1,75 céntimos de euro por acción, de modo que pagará a sus accionistas un total de 202 millones. También se ha dado luz verde a las cuentas de 2014, en las que se obtuvo un resultado atribuido de 747 millones.