El Gobierno vasco "apurará hasta el final" la negociación de la Ley de la Administración Pública vasca

Cree que ahora "es el momento de aportar y no para vetar" y achaca la respuesta de los partidos al momento "prelectoral" actual
Los consejeros del gobierno vasco josu erkoreka y arantza tapia
Los consejeros del gobierno vasco josu erkoreka y arantza tapia
GOBIERNO VASCO

El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Administración Pública, Josu Erkoreka, ha explicado este martes que el Ejecutivo va a "apurar hasta el final" todas las posibilidades de negociación del proyecto de Ley de la Administración Pública vasca y ha reiterado la disposición del gobierno a negociar el texto "con todo aquel que esté dispuesto a hacerlo" pero insistiendo en que ahora "es el momento de aportar y no de vetar".

Erkoreka ha realizado estas declaraciones tras ser preguntado por la tramitación del proyecto de Ley de la Administración Pública vasca, a la que EH Bildu, PSE y UPyD han presentado enmiendas a la totalidad que se debatirán este jueves en el pleno de la Cámara vasca y que podría ser rechazado, puesto que estas tres formaciones suman 38 parlamentarios, mayoría suficiente para devolver el proyecto.

Como ha explicado, el Gobierno se encuentra "tratando de transmitir, tanto a los grupos parlamentarios como al conjunto de la sociedad, que nos encontramos en un momento importante, una gran oportunidad, para contribuir en la modernización de la Administración Pública a través de las previsiones que se incluyen en el proyecto de Ley". "Es momento de aportar y no para vetar", ha defendido.

Tras subrayar que en este proyecto de ley se han invertido "muchas horas de trabajo", tanto dentro del Gobierno como por parte de los grupos parlamentarios que han registrado "cientos de enmiendas parciales", ha insistido en que el Ejecutivo mantiene una postura "abierta y flexible" para analizar todas estas aportaciones porque "muchas de ellas pueden contribuir a mejor y enriquecer el texto" del Gobierno.

"apurar hasta el final"

Por ello, ha explicado que va a "apurar hasta el final" todas las posibilidad y no se pone en la hipótesis de retirar el proyecto de ley antes de que sea rechazado por el pleno de la Cámara vasca.

"Tengo cierta experiencia parlamentaria y he visto que con las enmiendas a la totalidad, se ha apurado hasta el final las posiciones en numerosas ocasiones", ha indicado.

Asimismo, ha reiterado la disposición del gobierno a negociar el texto "con todo aquel que esté dispuesto a hacerlo" porque cree que el proyecto de ley es "bueno" y "contribuye a la modernización de la Administración Pública vasca".

No obstante, ha remitido esta situación a las circunstancias actuales de la Cámara, con unas mayorías que "son las que son; con unas complicidades que aunque parezcan imposibles, se producen; y con unas estrategias compartidas y bien estructuradas". "El momento es el que es. Vivimos un momento preelectoral, a nadie se el oculta", ha señalado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento