FETE UGT convoca paros de una hora para mostrar su rechazo a la LOMCE

FETE UGT Aragón ha convocado paros de una hora, los días 5, 6 y 7 de mayo, en centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Régimen Especial de Aragón, para mostrar el rechazo del profesorado a la Ley Orgánica de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE) y pedir su paralización. Las fechas elegidas coincidirán con las pruebas de que tendrán que hacer los alumnos de 3º de Primaria con motivo de la entrada en vigor de esta ley.
Maria Martinez, GLoria PArdillos, Jose Luis Rubio
Maria Martinez, GLoria PArdillos, Jose Luis Rubio
EUROPA PRESS

Fete ugt aragón ha convocado paros de una hora, los días 5, 6 y 7 de mayo, en centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Régimen Especial de Aragón, para mostrar el rechazo del profesorado a la Ley Orgánica de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE) y pedir su paralización. Las fechas elegidas coincidirán con las pruebas de que tendrán que hacer los alumnos de 3º de Primaria con motivo de la entrada en vigor de esta ley.

El objetivo de estas movilizaciones es hacer visible el rechazo del profesorado aragonés a la LOMCE y manifestar el desacuerdo a su "implantación desastrosa" y al modelo curricular que propone. Además, se quiere mostrar la oposición a su "diseño curricular hiperburocratizado" y a su proceso de evaluación por ser "una carrera de obstáculos para el alumnado".

Así lo ha explicado la secretaria general de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT Aragón, Gloria Pardillos, en una rueda de prensa en la que también ha intervenido la secretaria de enseñanza pública, María Martínez y el secretario de enseñanza privada, José Luis Rubio, también ambos pertenecientes a la Federación.

El paro se hará 10.00 a 11.00 horas en los centros de Infantil y Primaria, de modo que se dificulte la realización de las pruebas de matemáticas, lengua e inglés que tendrán que hacer con la nueva ley los alumnos de 3º de Primaria. En el caso de los centros de Secundaria y Régimen Especial se llevará a cabo en la primera hora lectiva durante los tres días.

Esta no ha sido la única medida que ha adoptado UGT en contra de la LOMCE, ya que, según ha indicado Pardillos, la semana pasada entregaron una petición con 6.000 firmas al Gobierno de Aragón para paralizar la implantación de la ley en Aragón.

"Creemos que la LOMCE va en contra de una política educativa distinta que están llevando a cabo otros países europeos como Finlandia, cuyo modelo está apostando por modelos más integrales e interdisciplinares siendo, por tanto, contrarios al proceso mecanicista y empresarial que se quiere implantar".

En este sentido, ha expuesto que "todo el sistema está condicionado a obtener resultados convirtiendo al profesor en un evaluador constante y permanente". La medida no se detiene en primaria, puesto que el curso que viene "llegará a los cursos de Secundaria y Bachillerato", ha advertido.

Sin consenso

Gloria Pardillos ha lamentado que la aprobación de la ley, "un proceso de intrincada ingeniería curricular", se haya realizado sin un consenso político y sin contar con los profesionales de la educación. "Tampoco ha habido tiempo, ni información necesaria para ponerla en marcha sino que se ha hecho con total improvisación".

"Esperamos que los profesores se unan a este llamamiento por lo que están sufriendo y por lo que sufrirán en el próximo curso, ha expresado la secretaria general de

Fete ugt aragón, para señalar que "los paros están convocados en Aragón ya que su gobierno ha querido estar en primerísima posición a la hora de implantar la LOMCE".

PROFESORADO

Por su parte, la secretaria de enseñanza pública de

Fete ugt aragón, María Martínez, ha mostrado su desacuerdo con la LOMCE al ser una iniciativa que "sólo se centra en criterios de evaluación que hagan que el alumno cumpla con los estándares de aprendizaje impuestos, siendo algunos de ellos muy difíciles de medir y evaluar"

Según ha dicho, la LOMCE supone un incremento del trabajo para el profesor, ya que, "siguiendo el plan de aprendizaje propuesto, un profesor tutor de primaria que imparta cinco asignaturas tendrá que evaluar en torno a 30.000 estándares de aprendizaje", lo que es a su juicio "un despropósito".

Además de dicha actividad, el docente tendrá que compatibilizar su tiempo para "elaborar materiales curriculares, asistir a las comisiones de coordinación pedagógica, reunirse con los familiares y preparar la clase", ha relatado Martínez.

Exceso de burocracia

En esta misma línea se ha manifestado el secretario de enseñanza privada de

Fete ugt aragón, José Luis Rubio, para dar a conocer su propia experiencia como profesor de francés, que le obligaría a elaborar 63.000 entradas en una hoja de Excel para evaluar, tal y como propone la LOMCE, a los alumnos. Por ello, ha subrayado que "es un exceso de burocracia que impide que la labor docente se lleve a cabo".

Desde

Fete ugt han pedido la paralización cautelar de la ley, puesto "que el esfuerzo que están haciendo los profesores por implantarla puede caer en saco roto si el próximo gobierno decide derogarla".

Asimismo, han solicitado que se aumente el profesorado y los recursos educativos disponibles o que la planificación educativa tenga en cuenta las necesidad de cada centro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento