La Xunta propone 71 medidas iniciales para promover el gallego en el ámbito económico y prevé aprobar el plan este año

El Plan de dinamización de la lengua gallega en el tejido económico (2015-2020), en el que está trabajando la Xunta, incluye 71 medidas iniciales para fomentar el uso del gallego en el sector socioeconómico de la Comunidad, iniciativas que Política Lingüística prevé enriquecer con las aportaciones de distintas instituciones y organismos de cara a aprobar y poner en marcha el plan antes de fin de año.
Valentin Garcia
Valentin Garcia
EUROPA PRESS/REMITIDO

El Plan de dinamización de la lengua gallega en el tejido económico (2015-2020), en el que está trabajando la Xunta, incluye 71 medidas iniciales para fomentar el uso del gallego en el sector socioeconómico de la Comunidad, iniciativas que Política Lingüística prevé enriquecer con las aportaciones de distintas instituciones y organismos de cara a aprobar y poner en marcha el plan antes de fin de año.

Así lo ha asegurado este martes el secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, que ha comparecido en Comisión parlamentaria para informar sobre la evolución de esta iniciativa, cuyo planteamiento inicial fue entregado el pasado día 18 de abril a representantes del Consello da Cultura Galega y de la Real Academia Galega para que hiciesen sus aportaciones.

El documento estructural básico de este plan nació a través de una comisión técnica institucional creada para apoyar su elaboración y fue aprobado por el Consello de la Xunta, trasladado posteriormente a CCG y RAG y aportado ahora al os grupos parlamentarios.

Así, el plan se encuentra en su tercera fase, una etapa "fundamental" de consultas a entidades del sector empresarial, organismos públicos e instituciones implicadas en los ámbitos lingüístico y empresarial que se realiza para "garantizar el carácter colaborativo y consensuado del plan". Política Lingüística considera que podrá concluirla en el segundo trimestre de este año.

Posteriormente, redactará una "versión consolidada" del documento con las conclusiones sacadas de las aportaciones y se someterá a una Comisión Institucional antes de su aprobación definitiva por parte del Consello de la Xunta, algo que Valentín García espera que se produzca en el último trimestre de este año.

De hecho, Política Lingüística incluye en su calendario la puesta en marcha de las primeras iniciativas de este plan este mismo año, de modo que a finales de 2015 pueda realizarse una primera "evaluación" de sus resultados a través de una Comisión de Seguimiento.

71 MEDIDAS

A pesar de que el plan está aún en fase inicial y en periodo de consultas, Valentín García ha indicado que el documento estructural básico incluye ya 71 medidas de fomento del gallego en el ámbito socioeconómico que fueron incluidas bien por su relación con el Plan Xeral de Normalización Lingüística o bien por su "necesidad" y "naturaleza transversal".

Entre estas medidas, está el apoyo a la creación de una red de empresas para el fomento del gallego, el incremento de la colaboración con entidades y organismos públicos, la promoción y puesta en valor del gallego como lengua que abre puertas en el exterior para las empresas -en mercados como el portugués o el brasileño— y actividades informativas para visibilizar las potencialidades del gallego como lengua internacional de negocios.

Asimismo, Valentín García ha mencionado las acciones de promoción en medios de comunicación, elección de fechas para el fomento del gallego en la empresa, promoción del etiquetado en gallego, papel de la lengua en el ámbito de la Responsabilidad Social Empresarial, acceso a un registro de léxico especializado, decálogos de ventajas de emplear el gallego en el ámbito empresarial, guías de buenas prácticas, servicios de apoyo a contenidos web o certificados o sellos que acrediten el uso preferente del gallego en una empresa.

Además de estas líneas generales, ha avanzado el secretario xeral, el plan "desarrolla ya algunas medidas concretas" en ámbitos como los de la hostelería, la alimentación o la banca.

Valentín García ha destacado que es la "primera vez que se hace un trabajo de este tipo" desde la Administración y ha pedido a los grupos su "respaldo" para que el plan "ambicioso" cuente con la "fortaleza" necesaria. Dentro de este objetivo, ha solicitado a los agentes implicados un "análisis pausado y reflexivo" sobre las medidas de la iniciativa.

Atención a la educación

Durante su intervención, los grupos de la oposición han criticado que Valentín García haya comparecido en el Parlamento para explicar un plan ya adelantado a través de los medios de comunicación y, aunque han reconocido la importancia de fomentar el gallego en el sector empresarial, han reclamado apoyos para el gallego en la educación como vía prioritaria.

En esta línea, la diputada del grupo mixto Carmen Iglesias ha asegurado que "lo primero" en el fomento del uso del gallego es "la educación", dado que es el lugar en el que la población "da valor a una lengua". Así, Iglesias ha asegurado que la lengua gallega "está en peligro" y "ha ido perdiendo uso y ámbitos" desde el ámbito escolar, una situación ante la que ha criticado la inacción de la Xunta. "Más que dinamizar la lengua, parece que la quieren dinamitar", ha sentenciado.

Por su parte, la diputada del BNG Ana Pontón ha considerado este plan una "muestra más del cinismo del PP en materia" lingüística, que contrasta con la actitud demostrada "desde la llegada de Feijóo" al Gobierno, con "continuos ataques a la lengua".

"El PP se ha convertido en un nuevo Prestige para la lengua gallega", ha asegurado Pontón, que ve en el ámbito lingüístico un "retroceso legislativo brutal" y un "desmantelamiento" de las políticas de normalización. Además del ámbito económico, la diputada ha reclamado actuaciones en la educación, la justicia o los medios de comunicación.

También el diputado del grupo socialista Vicente Docasar ha incidido en el bajo uso del gallego en ámbitos como la justicia o los medios de comunicación impresos, donde "está presente de forma residual", y ha sostenido que el Decreto del Plurilingüismo en la enseñanza "ha provocado el descenso del uso" de este idioma frente a la "falta de apoyo institucional".

"No lo decimos los malvados representantes de la oposición", ha indicado Docasar, que ha citado estudios independientes que hablan del "riesgo de desaparición de la lengua gallega" y ha criticado que la Xunta pretenda "hacer del gallego un parque temático" con "partidas que contemplan la lengua como una reliquia que sólo se muestra en fechas señaladas".

Para el diputado de AGE Xabier Ron, en Galicia "ya hay un plan" de fomento del gallego, el Plan de Normalización Lingüística, que incluye "medidas de actuación" que no se ejecutan por un Gobierno que "huye de la concrección" en sus actuaciones, ha criticado.

Ron ha confiado en que este nuevo plan no sea "un motivo más para que las empresas se lleven dinero público" sin ejecutar sus medidas y ha replicado a Valentín García que "difícilmente" podrá la Xunta "convencer al sector privado del uso del gallego" cuando el sector público tiene "tantos déficits" en este campo.

Vía de la defensa

El diputado del PPdeG Agustín Baamonde ha criticado durante su turno de intervención las réplicas de los demás grupos, contraponiendo la "vía de la defensa" del gallego que lleva adelante el Gobierno popular a la "vía de la confrontación" que promueve la oposición. "Nada nuevo bajo el sol", ha sentenciado el diputado, que ha acusado a los nacionalistas de rechazar el bilingüismo "porque es lo contrario del autoritarismo".

Baamonde ha criticado que la oposición "reduzca" el "problema del gallego" a dos ámbitos, "la enseñanza y las políticas públicas de la Xunta" y ha asegurado que el idioma en el ámbito educativo "está garantizado". "Son las generaciones urbanas y periurbanas, las que tienen garantizado el gallego en la enseñanza, las que están abandonando la lengua", ha afirmado el diputado popular, que ha apostado por "normalizar el uso social", "familiar" y "público" de la lengua "más allá del ritual político".

En el mismo sentido, Valentín García ha alertado de los riesgos de "asociar la lengua a ciertas finalidades" -políticas—, dado que supone "asociar su futuro y su uso a la deriva que puedan llevar estas líneas de actuación social", algo que "no es lo deseable ni para la lengua gallega ni para ninguna otra".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento