Tres días después de que Rafael Simancas dimitiese al frente de los socialistas madrileños, la crisis continúa. A la espera de que se cree la comisión gestora, cuya composición será anunciada mañana o el viernes por José Blanco y el propio Simancas, empiezan a sonar los nombres para tomar el mando en el PSM.

Entre los más comentados están los del alcalde de Parla, Tomás Gómez, y Gregorio Peces-Barba, uno de los padres de la Constitución y ex rector de la Universidad Carlos III. Sin embargo, ambos niegan aspirar al puesto.

Apoyo de los alcaldes del sur 

El regidor de Getafe, Pedro Castro, dijo que Gómez «está en las mejores condiciones para optar a cualquier cosa». Su homólogo de Alcorcón, Enrique Cascallana, afirmó que hay «personas cualificadas», sin especificar quiénes.

Antonio M. Carmona, líder de la corriente crítica del PSM, rechaza cualquier tipo de «cesarismo» de Zapatero y pide que la palabra la tengan «los militantes». La comisión gestora fijará la fecha de un congreso extraordinario. Podrían formar parte de ella conocidos socialistas madrileños, como los ministros Cristina Narbona o Alfredo Pérez Rubalcaba.