Estado Islámico ha publicado este domingo un vídeo en el que se muestra la ejecución de 30 personas, al parecer cristianos etíopes, perpetrada en Libia. La mitad fueron ejecutados a tiros y la otra mitad, decapitados.

La autenticidad del vídeo no ha podido ser verificada, pero la parafernalia y las ejecuciones son muy similares a otras ejecuciones de cristianos perpetradas por los yihadistas.

La ejecución extrajudicial se llevó a cabo en alguna parte del sureste de Libia, región conocida tradicionalmente con el nombre de Fazan.

En la grabación se acusa a los cristianos de ser "cruzados" cuyo objetivo es "asesinar a musulmanes" y se muestra a unos 15 hombres decapitados en una playa y a otros tantos con tiros en la cabeza y yaciendo entre maleza.

Uno de los asesinos pronunció antes de la ejecución un discurso en inglés en el que aseguraba que Estado Islámico lleva a cabo una batalla entre "la fe y la blasfemia" y "la verdad y la falsedad".

Además, añadió que fue enviado "para luchar contra la gente hasta que testifique que no hay otros dios salvo Alá", entre otros enunciados religiosos y amenazas.

"La sangre musulmana, que fue derramada bajo las manos de vuestra religión, no es barata; de hecho, es la sangre más pura", agregó el yihadista.

Las imágenes de la muerte por disparos de los 16 supuestos etíopes cristianos, que se muestran al final de un vídeo propagandístico de 29 minutos, se intercalan con la decapitación de al menos otros 12, vestidos con monos naranjas y asesinados en una playa.

A principios de este mismo año, Estado Islámico publicó otro vídeo con la ejecución de 21 cristianos coptos egipcios en una playa libia. Egipto lanzó varios bombardeos sobre territorio libio en represalia.