Miles de personas protestan en varias ciudades españolas contra el tratado de comercio EE UU-UE

Momento de la manifestación en Madrid contra el tratado de libre comercio entre EE UU y la Unión Europea (TTIP).
Momento de la manifestación en Madrid contra el tratado de libre comercio entre EE UU y la Unión Europea (TTIP).
Agustín Millán

Varias ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Bilbao o Valencia han acogido este sábado actos o manifestaciones en contra del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), bajo el lema 'No al TTIP' y en el marco de las movilizaciones y actos previstos en el 'Día de Acción Global' a nivel estatal e internacional contra este tratado.

Miles de personas han marchado en la protesta de Madrid, convocada por partidos como Izquierda Unida, Podemos y Equo, además de ONG y sindicatos como CC OO y CGT, ha partido pasadas las 18.00 horas desde la plaza de Neptuno y ha terminado en la Puerta del Sol, donde la escritora Almudena Grandes ha leído un manifiesto contra el tratado.

En la pancarta principal ubicada en la cabecera de la manifestación se podía leer 'Las personas y el planeta no somos mercancía'. Durante el trayecto, los manifestantes ha coreado consignas como "este tratado lo vamos a parar", "no es un tratado, es un golpe de Estado" o "que no, que no, no somos mercancía".

En la manifestación de Barcelona, que se ha desarrollado sin que se hayan producido incidentes, han participado unas 4.000 personas, según las cifras de la Guardia Urbana. La protesta ha partido a las 17.00 horas del Paseo de Gràcia, a la altura de la calle Provença, donde está situada la oficina de la Comisión Europea.

Con dos grandes tractores en cabeza, la manifestación ha avanzado por esta arteria barcelonesa compartiendo el espacio con un gran número de turistas y ha finalizado en la plaza Sant Jaume. La pancarta que portaba la cabecera de la manifestación se leía el lema: 'No TTIP. Las personas del planeta antes que el capital. Soberanía secuestrada. Derechos en peligro'.

La convocatoria, enmarcada en el 'Día de Acción Global contra el TTIP', se ha celebrado en muchas otras ciudades europeas como Bruselas, Viena o Berlín, donde ha sido secundada por miles de personas.

Un acuerdo tratado "en el mayor de los secretos"

En la manifestación de Madrid, que se ha desarrollado en un ambiente festivo, han participado dirigentes políticos como el coportavoz federal de Equo, Juan López de Uralde; el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara; la responsable de programas de IU, Marga Ferré, o la eurodiputada Marina Albiol, entre otros.

En declaraciones a los medios durante la marcha, Cayo Lara ha denunciado que el TTIP se está tratando "en el mayor de los secretos" y ha dicho que lo "razonable es que hubiera un gran debate nacional sobre este asunto", por lo que se ha planteado "qué es lo que están ocultando". "Es absolutamente negativo para los intereses de nuestro país", ha enfatizado.

Por su parte, López de Uralde ha asegurado que el TTIP "supondría una marcha atrás enorme" en los derechos adquiridos por los europeos y "un paso adelante por parte de las multinacionales en la consolidación de su poder en contra de los Estados y en contra de las personas". "Es un tratado contra la democracia, es un tratado contra la sociedad, es un tratado contra el medio ambiente y es un tratado que no debe entrar en vigor", ha subrayado.

La portavoz de Amigos de la Tierra, Sandra Espeja, ha explicado, durante la manifestación en contra del TTIP, que este tratado supone "una pérdida enorme de derechos como consumidor, además de una pérdida de derechos laborales y de salud", en relación a los nuevos productos que podrían entrar en el mercado europeo.

Entre las organizaciones convocantes de esta movilización se encuentra la Confederación General del Trabajo (CGT) que ha advertido que los tratados de libre comercio "significan en la práctica un golpe de Estado de las multinacionales y las élites neoliberales".

Según Ecologistas en Acción, la Campaña española contra el TTIP, que aglutina a más 200 colectivos, sindicatos, ONGs y partidos políticos, considera que las movilizaciones han sido "un éxito a escala planetaria".

"Las movilizaciones muestran la oposición ciudadana a unas políticas que sólo benefician al 1%, es decir, a los propietarios de las grandes empresas en detrimento del resto de la población. Como denuncia la campaña, el TTIP pretende igualar la legislación europea y la estadounidense, algo que será una armonización a la baja, en la que la población pierda derechos laborales, sociales y ambientales", ha concluido.

Nueva ronda de negociaciones

Las protestas en toda Europa han tenido lugar de cara a la nueva ronda de negociaciones que comienza el lunes en Nueva York, donde se abordarán todos los aspectos del TTIP excepto los relativos a servicios y a las cuestiones medioambientales, que serán tratados más adelante, informaron el viernes fuentes comunitarias.

También se seguirá trabajando en nueve sectores para intentar determinar hasta dónde se puede llegar sin comprometer el nivel de protección en Europa o en EE UU, como coches, productos farmacéuticos, dispositivos médicos y textiles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento