Grupo 20minutos
Vista de la redacción de 20minutos en Madrid. JORGE PARÍS

La edición impresa de 20minutos se mantiene firme como el segundo diario más leído de España en el ranking de prensa generalista, con 1.040.000 lectores diarios, según los datos del primer Estudio General de Medios (EGM) anual móvil, correspondiente al periodo abril 2014-marzo 2015.

Recorta la distancia con el primer puesto de los diarios más leídos, que ostenta El País, que ha perdido 79.000 lectores y se queda con 1.533.000 seguidores. El diario de Prisa y 20minutos son los únicos periódicos generalistas que sobrepasan el millón del lectores al día.

Del mismo modo, 20minutos amplía su ventaja con el tercer medio más leído, El Mundo, que cede 46.000 lectores y se queda en 960.000 seguidores al día.

'20minutos' amplía la ventaja con su perseguidor, 'El Mundo'Más allá de esta posición, las cifras del resto de los diarios están muy lejos: La Vanguardia (718.000), La Voz de Galicia (576.000), El Periódico (545.000), Abc (495.000), El Correo (408.000), La Razón (256.000).

20minutos se mantiene firme con una caída del 2,4% (26.000 lectores menos), que es menor que las de sus competidores El País (-4,9%), El Mundo (-4,6%) o La Razón (-5,2%). El Abc tambié cae, pero menos, un -0,9%.

Sólo los medios catalanes han presentado subidas en este informe anual: La Vanguardia ha subido un 6,1% y El Periódico un 0,9%.

Durante siete años consecutivos, de julio de 2005 a noviembre de 2012, 20minutos fue líder de la prensa impresa generalista, seguido de El País.

¿Qué es el EGM?

El Estudio General de Medios es un análisis estadístico acerca del consumo de los medios de comunicación en España que realiza la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) desde hace casi 40 años.

Los datos se obtienen a través de una macroencuesta en la que se pregunta a la gente qué medios de comunicación sigue, sin tener en cuenta si –en el caso de la prensa– son medios gratuitos o de pago.

El EGM es la referencia que utilizan los anunciantes para decidir sus inversiones en virtud de las audiencias y el perfil social que atrae cada medio de comunicación.